Cuando las cosas se tuercen.

Cuando las cosas…se tuercen, siempre es mejor dejarlas caer porque a la hora de levantarse el éxito se celebra más. Pero a nadie le gusta que su tostada siempre se caiga por el lado de la mantequilla, pero siempre es importante pensar que podemos repetir el desayuno…”

 Hay momentos en la vida en los que parece que todo se da la vuelta. Lo que una vez era sólido, estuvo asentado, lo que era una fuerza para la superación y un camino para seguir adelante, lo que era un apoyo para luchar cada día, lo que era un faro que marcaba con seguridad la línea de la costa se convierte poco a poco en barro bajo nuestros pies, debilidad.  Una vez tuviste un sueño que llegaste a cumplir. No lo dejes morir a última hora, mantén tu sueño hasta el final y, no sin tiempo y esfuerzo, lo conseguirás. Y cuando lo consigas, esas lágrimas crueles que ahora te ahogan se volverán dulces como la miel y llenarán tu rostro de alegría igual que ahora te lo colman de pena. Y verás que el esfuerzo habrá valido la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s