EXIGENCIAS

 
Muchas de las enfermedades y angustias
que sufrimos en la vida cotidiana
tienen una causa realmente muy simple:
estamos sobrecargados.
 
No nos educaron para saborear la vida
y disfrutarla, sino para llevar
un pesado fardo psicológico y físico
de supuestas obligaciones:
“Deberías hacer esto”,
“Tendrías que actuar de esta forma”,
“Has de ser correcto”,
“Hay que hacerlo todo lo mejor posible”,
“Debes ser perfecto
y sin contradicciones”.
 
Eso nos dijeron. Y muchas más órdenes.
 
Son demasiadas exigencias
que hemos convertido
en autoexigencias.
 
Pero es simplemente imposible
responder a tanta órden
interior y exterior
sin derrumbarse de agotamiento.
 
Se trata, pues, de empezar a permitirnos
echar lastre por la borda, andar más ligeros.
La vida es breve -¡y tan breve!-
pero es un camino radicalmente bello.
Cuando una persona
comienza a tirar peso,
a rechazar tantas órdenes exteriores
que no se corresponden
con sus anhelos profundos,
le cambia el rostro:
se la ve rejuvenecer.
Joaquin Argente
Anuncios

Un pensamiento en “EXIGENCIAS

  1. Me parece absolutamente cierto! De hecho creo que todos nuestros males se dan a que estamos actuando antinatural! Negamos nuestra naturaleza y luchamos contra la de los demás! No sabemos aceptar las cosas tal como vienen y disfrutarlas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s