Rituales de primavera para atraer prosperidad y bienestar

 

 

Conquistar el bienestar económico, físico y anímico puede ser un juego. Basta alinearse con las fuerzas cósmicas mediante sencillos rituales basados en antiguas tradiciones para sentir que las energías benéficas del Universo se derraman sobre nosotros. Por Gloria Garrido
La llegada de la primavera ha sido siempre celebrada con ceremonias cuyo fin es invocar la fertilidad, la prosperidad y el bienestar para el resto del año. Las antiguas civilizaciones de Asia menor, Egipto y el Mediterráneo oriental asociaban los cambios de estación -sobre todo aquellos que marcan el crecimiento y declinación de la vegetación- a la muerte y la resurrección de algunas deidades y creían que de este tipo de ceremonias dependía la continuidad de los ritmos de la Naturaleza.
Aunque resulte un tanto irónico, ahora que la sociedad actual ya no da crédito a este tipo de ritos ni los practica, ha entrado en una franca decadencia. Y es que esta es la primera cultura que no gira en torno a lo sagrado y que ha dejado de nutrir la necesidad instintiva que todo ser humano tiene de sentirse unido a su entorno natural, a sus semejantes y al Universo. Sentimiento que ha sustituido por un comportamiento utilitarista y materialista y por el abandono al goce de los placeres que ofrecen los sentidos.
Pero, paradójicamente, esta nueva dirección está llevando al hombre hacia una meta un tanto dudosa y a una insatisfacción crónica que se agudiza con la llegada de la vejez, así como a una crisis medioambiental y financiera global.
Sin embargo, si el ser humano fuera capaz de detenerse por un momento a respirar, a percibir con otros ojos cuanto le rodea y a celebrar la vida con un sencillo gesto o ritual de agradecimiento, probablemente le invadiría un optimismo contagioso. Entonces cada uno de nosotros comprobaría que los antiguos no estaban tan equivocados, ya que la verdadera prosperidad, la salud, el amor y la alegría llegan a raudales cuando se suple la sensación de separación por la de unidad con nuestros congéneres y conseguimos alinear nuestro cuerpo y nuestra psique con los ciclos naturales y las energías cósmicas. Algo que propician las ceremonias y los rituales sagrados que presentamos aquí
.MONIO SAGRADO EN SAJONIA
La wicca, movimiento neopagano que ha rescatado algunos de los antiguos ritos del norte de Europa, se halla muy unida a los ciclos anuales cósmicos y terrestres. El día 21 de marzo sus seguidores celebran una fiesta en honor de la diosa Ostara, vinculada al Este, por donde sale el Sol. Antiguamente esta festividad, relacionada con los rituales agrícolas y el renacimiento de la vegetación, conmemoraba el matrimonio sagrado entre el dios del invierno y la diosa de la primavera. Hoy los wiccanos se reúnen en torno a un círculo donde dos de sus miembros, el sacerdote y la sacerdotisa, representan simbólicamente dichas bodas e invocan con cantos y danzas la protección de la madre Naturaleza y la fertilidad de la tierra. Para finalizar comen blot, una comida típica de las religiones nórdicas y anglosajonas que consiste en tortas y cerveza.

La wicca, movimiento neopagano que ha rescatado algunos de los antiguos ritos del Norte de Europa, se halla muy unida a los ciclos anuales cósmicos y terrestres.
Siembra un futuro mejor
Para atraer la prosperidad económica, el amor y el dinero, durante el resto del año puedes realizar un sencillo ritual wiccano que consiste en sembrar determinadas plantas aromáticas a las que se atribuyen poderes mágicos.
Prepara tres macetas de barro y llénalas con tierra. En una planta una semilla de verbena (dinero), en otra una de romero (salud) y en la última una de clavo (amor). Y visualiza cómo serán las plantas cuando crezcan. Una vez hecho esto, deposita las macetas en el exterior y riégalas una vez por semana durante toda la primavera. Al hacerlo es necesario que te concentres en el objetivo que pretendes conseguir y sientas que todo el Universo se confabula para que el deseo se cumpla.

GRECIA Y ROMA: EL PINO CORTADO
Los antiguos imperios del Mediterráneo heredaron de los egipcios, los asirios y los sumerios la costumbre de celebrar durante el mes de marzo fiestas en honor a dioses muertos y resucitados. En Grecia tenían lugar también las bacanales en honor al dios del vino y de la alegría, Dionisos, más conocido como Baco. Sus sacerdotes y sacerdotisas se entregaban a bailes desenfrenados, a una música enloquecedora y a la ingestión de vino hasta alcanzar el éxtasis. Asimismo, desde que el Oráculo de Delfos ordenó a los corintios adorar a cierto pino como si fuera este dios, se convirtió en una costumbre cortar un árbol de esta especie durante esos días, vestirlo y bailar en torno a él, al tiempo que se le ofrecían oraciones, vino y otras viandas para que concediera su favor a los labradores.
Hallamos la misma tradición de la tala del árbol en Roma, aunque allí representaba al dios Atis, que, castrado como castigo por abandonar a su enamorada Cibeles, murió desangrado. Del 15 al 25 de marzo se perseguía la purificación del cuerpo y no se podía ingerir alimentos como el ajo o la carne de cerdo por ser excesivamente terrestres. El último día se celebraba la resurrección de Atis, cuya tumba se había abierto mágicamente. Los sacerdotes ungían los labios de los asistentes a los ritos con un bálsamo de aceite y les susurraban al oído que también ellos podían triunfar sobre la muerte.
Neutraliza las energías negativas
El día 15 de marzo toma una campana, una flauta o cualquier instrumento musical, incluso un vaso de cristal y una cucharilla, y haz ruido por toda la casa. Comienza desde la puerta de entrada en la dirección de las agujas del reloj y acaba en el punto en el que has empezado. Al mismo tiempo rocía la casa con un difusor que hayas rellenado con esencia de mejorana, tomillo y ruda, o, en su defecto, toma un baño con unas gotas de estas esencias.
Otra costumbre mediterránea para preservar la salud es comer una hoja de salvia, hierba consagrada al dios Júpiter y a la que se le atribuye el poder de otorgar larga vida. Como sostiene el refrán, “quien para siempre desee vivir salvia en marzo habrá de ingerir”.

sabbatostara

Días fastos y nefastos
La antigua superstición romana atribuye propiedades benéficas o desfavorables a ciertos días de cada mes.
Días favorables en marzo: 3, 9, 12, 14 y 16.
Y nefastos: 13, 19, 20 y 28.

FESTIVAL DE COLORES EN INDIA
Con la llegada de la Luna llena del mes de marzo todas las ciudades de la India, desde la más pequeña a la más grande, celebran un verdadero festival del color para dar la bienvenida a la primavera. Con este fin se cierran las tiendas y quienes desean participar en esta festividad llamada Holi, salen a la calle vestidos de blanco, independientemente de su casta o religión, cargados con pistolas o cubos de agua en la que han disuelto polvos de colores. El objetivo es fácil de adivinar: arrojarse unos a otros cubos para teñir sus vestiduras con todos los colores del arco iris. ¿Hay mejor forma de evocar el renacimiento de la vegetación y cargarse de energía?
Otra tradición es encender hogueras en la calle y cantar y danzar en torno a ellas. O reunirse en familia, rezar una oración de agradecimiento y ofrecer al fuego una espiga, símbolo de los primeros frutos del campo.

Asegúrate un buen marido
Para atraer el amor existe un ritual inspirado en una vieja traición que aún practican las jóvenes casaderas indias. Hay que reunir a las amigas, trazar un círculo imaginario en el suelo y colocar en él unos platos llenos de pétalos de flores, además de una imagen de los dioses Shiva y Parvati, símbolos de las energías masculina y femenina. Después, todas tenéis que unir vuestras manos, entonar una canción de amor y danzar alrededor de la ofrenda. Para finalizar arrojad los pétalos de las flores sobre las figuras de las deidades al mismo tiempo que pedís que el amor llegue a vuestras vidas de forma positiva. La reunión suele terminar tomando una infusión y unos pastelillos dulces.

LOS CEREZOS EN FLOR DE JAPÓN
La sociedad nipona sabe que ha llegado la primavera cuando comienzan a florecer los cerezos. En las grandes ciudades las familias acuden a los parques a sentarse bajo estos árboles y a celebrar el Hana-mi (vista de los cerezos en flor) comiendo y bebiendo.
Otro antiguo ritual agrícola que aún se celebra en Japón es el Matsuri de haru, una fiesta para pedir cosechas abundantes en la que se ofrecen a los antepasados siete clases distintas de plantas para dar la bienvenida a la nueva estación. Las familias se reúnen para comer una sopa muy espesa de arroz hervido con estas especias, que algunos establecimientos orientales venden en un set. Asimismo, también se puede utilizar perejil, apio, puerro, nabo, rábano y cebolla, e incluso variar la receta al gusto, añadiendo brotes de bambú o de soja para darle un toque oriental.
Cumple tus deseos
En primavera los estudiantes japoneses acuden a los monasterios y cuelgan en sus paredes unas tablillas de madera decoradas con un dibujo del horóscopo chino, en las que escriben sus deseos. Tienen la creencia de que Sugawara, un héroe del siglo IX acusado injustamente de conspirar contra el emperador que fue desterrado por ello, escuchará sus peticiones y les concederá lo que anhelan. Fabrica tu tablilla de madera, pon en ella el dibujo del horóscopo chino de este año -un búfalo- y cuélgala en un tablón de corcho. Cuando la mires te recordará tu objetivo.

EL REGRESO DE LA LUZ EN EL ANTIGUO EGIPTO
Conocido como el mes de Parmenthi, marzo estaba consagrado en el Antiguo Egipto a la exaltación de la fecundidad y a la gloria de Isis, madre de la fertilidad que da vida a Horus y al dios de la oscuridad, llamado Ptah. Esta deidad era agasajada por haber vencido a las tinieblas. En estos días los ciudadanos de todo el imperio se vestían de blanco, se ungían con perfumes muy olorosos y acudían a los templos de este dios, donde se sentaban junto a las puertas. Encendían hogueras, quemaban incienso y bebían cerveza en honor a la diosa. Nadie dormía hasta el alba pues creían que las bendiciones del dios circulaban por los tejados de los santuarios y se derramaban sobre ellos durante la noche. También era el momento de consultar el oráculo de la deidad, cuya estatua, llevada en procesión por los sacerdotes, respondía afirmativa o negativamente con movimientos hacia la derecha o la izquierda a cualquier pregunta.
Convoca la suerte
Entre los numerosos amuletos que los egipcios utilizaban para neutralizar la envidia y atraer la suerte se encuentra el escarabajo. El hecho de que este animal vuele durante el período más caluroso del día lo convirtió en símbolo del dios Kheper, la invisible fuerza de la creación que hace girar al Sol y a la que se le atribuyen poderosas virtudes mágicas capaces de proteger contra todo tipo de maleficios y enfermedades. Hazte con uno de estos amuletos, a ser posible de turquesa y oro, imprégnalo de esencia de sándalo y llévalo colgado durante todo el mes para atraer la buena suerte.
Pirámide Maya de Chichén Itzá Kukulkan rayo de sol Yucatán de México Foto de archivo - 9307867

RAYO DE SOL EN LAS PIRÁMIDES MAYAS
El calendario maya incluía el equinoccio de primavera durante el mes de las flores, tozoztontli, que estaba dedicado a la diosa madre, Coatlicue. Entre el 14 de marzo y el 2 de abril tenían lugar numerosos rituales en honor de esta deidad, que consistían en meditación, ayuno, danzas, coros, música, quema de incienso, así como ingestión de bebidas preparadas, endulzadas o fermentadas.
El importante lugar que los equinoccios ocupaban en las festividades mayas es patente en la principal pirámide de Chichén Itzá, El Castillo, uno de cuyos lados se ilumina con los últimos rayos del Sol del primer día de primavera y también con los del equinoccio de otoño. En la actualidad se calcula que alrededor de millón y medio de mexicanos reciben cada año a esta estación en los numerosos recintos arqueológicos de su país siguiendo una vieja tradición que pretende alejar las malas vibraciones.
Atrae la fertilidad
La ceremonia maya para atraer la lluvia es un ritual de prosperidad. Siéntate con unos amigos ante una mesa donde hayas puesto ofrendas a Chaak, el dios de la lluvia, tales como cigarrillos, cacao, maíz o aguardiente. Invocad su ayuda y quemad incienso, a ser posible copal, mientras pedía al unísono que llegue la prosperidad a vuestras vidas. A continuación repartid los cigarrillos y bebed el cacao caliente y el aguardiente. Por último, decid en voz alta los nombres de todos los presentes para que la misericordia del gran dios Chaak garantice que a nadie le falte el alimento.

ccc14

DIOSES DEL AGUA DE LA RELIGIÓN YORUBA
La seguidores de la religión yoruba, muy extendida en el África occidental y en Cuba, reciben la primavera haciendo ofrendas a los dioses del agua, en especial a Olorum, señor de las aguas del mar y del cielo, que es considerado el dador de vida. Generalmente los habitantes de las aldeas cercanas al litoral acuden a la orilla del mar para invocar la protección del dios sobre sus personas y sus pertenencias. Con este fin ofrecen vino y ñame, un tubérculo comestible típico de la zona, mientras que los sacerdotes sacrifican un ave. Luego, durante todo el día la gente recorre entusiasmada las calles cantando, tocando tambores y danzando.
Purifica tu aura
Una antigua creencia extendida por el continente africano sostiene que el viento purifica y se lleva los malos espíritus con él. Aprovecha los días ventosos de este mes para salir al campo, subirte a un promontorio, extender tus brazos al aire y dejar que el viento limpie tu aura de todas las vibraciones negativas que se hayan podido acumular en ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s