Sanando y energizándonos con Agua

Les recomiendo que realicemos lo que leerán a continuación, todos los días. Vamos a aprender a utilizar el elemento agua en nuestro entorno para purificar y mejorar nuestras energías. El elemento agua es conocido como el gran purificador junto con el elemento aire  por su capacidad de destruir y transmutar las energía negativas. Aquí te doy varias formas  para utilizarlo según veas qué prefieres:

– En la ducha o el baño: el agua de la ducha es especialmente valorada para aprovecharla en una  intensa purificación de aquellos residuos de energía negativa que podamos llevar. Especialmente  si te duchas por las mañanas puedes aprovecharla para que el resto del día te vaya fenomenal, y  si lo haces por las noches será ideal para permitir que duermas muy a gusto. Para aprovechar  esta energía harás lo siguiente: ponte debajo de la ducha y permite que te llegue el agua a todo tu cuerpo, entonces comienza a sentir como resbala por tu piel, e imagina que ese agua se  vuelve azul brillante y va limpiando y llevándose con ella toda imperfección y oscuridad que  pueda emanar de ti. Disfruta un ratito de esa visualización y lleva toda tu atención a la relajación y alivio que se deriva de estar bajo el agua.

 

– Al beberla: el agua cuando es bebida, también puede ayudarte a purificar tus energías y no  solo a apagar tu sed. Para ello deberás recurrir otra vez a la visualización creativa y mientras bebes puedes aprovechar para visualizar que de ella emana una luz blanca que vas tragando  y que se instala en tu estómago.  Una vez allí observa cómo esa luz se va expandiendo por todo tu cuerpo llevándose con ella y  disipando toda parte oscura e imperfecta que tu cuerpo o alma posea. Disfruta mientras bebes el  vaso de agua.

– Vaso con agua y sal: un vasito con agua y sal en las habitaciones de tu casa o en el dormitorio hará de esponja de la energía negativa que pueda haber a tu alrededor y será absorbida por  el agua y la sal y será transmutada en algo mucho mejor. Si deseas recurrir a esto sólo tienes  que poner un vaso de agua con sal en algún lugar de tu casa y decir tres veces con sinceridad  “Esta agua absorberá la energía negativa y la transmutará en positiva”.

No pierdes nada con probar, al contrario ganaras mucho. Las soluciones más efectivas a nuestros problemas diarios pueden estar en herramientas muy sencillas, tan sencillas que no lo podemos creer pero es la verdad.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s