Facioterapia

La Facioterapia – Dien Chan es una técnica sencilla de gran ayuda para el terapeuta que quiera adquirir una nueva técnica de tratamiento rápida y eficaz. Las indicaciones de la Facioterapia son múltiples y los resultados son sorprendentes desde la primera sesión. La reducción del dolor es casi inmediata en muchos casos de trastornos estructurales gracias al uso de herramientas fáciles de utilizar y sin agujas.
La Facioterapia es un método multirreflexológico vietnamita creado hace 30 años por el profesor doctor Bùi Quôc Châu. Consiste en estimular, sin aguja, zonas y puntos de reflexión sobre rostro para mobilizar nuestros procesos de auto-regulación. La Facioterapia es una técnica terapeutica sencilla que se practica en sesiones de corta duración logrando una mejoría casi inmediata en muchos trastornos cursando dolores agudos. La Facioterapia tiene un amplio campo de actuación y ofrece excelentes resultados en el tratamiento de trastornos neurológicos, cutáneos, digestivos, circulatorios, urológicos, reumatológicos, y en afecciones relacionadas con el metabolismo y el sistema reproductor. También se obtienen óptimos efectos al tratar patologías musculares y articulares, como tortícolis, calambres, lumbago o ciático). Además es muy eficiente en el caso de cefaléas, insomnio y depresión.

El diálogo permanente con el paciente, la minuciosa observación del rostro, la combinación de las técnicas de estimulación con los esquemas de reflexión y las herramientas de Dien Chan, hacen que la Facioterapia sea una técnica creativa y dinámica. partir de 1977 y gracias a los miles de pacientes reunidos en el centro de salud de Saigón, el Prf. Dr. Bùi Quôc Châu empieza a establecer las bases teóricas y clínicas del método multirreflexológico también conocido como reflexología facial, terapia cibernética, Facioterapia – Dien Chan. Acupuntor de formación, el Prf. Châu descubre como encontrar los puntos conocidos en medicina china desde hace miles de años. Combinando sus conocimientos filosóficos, lingüísticos y terapéuticos, y gracias a la gran cantidad de pacientes, consigue establecer los fundamentos de la Facioterapia.
Al principio descubre una multitud de puntos sobre el rostro y enriquece su descubrimiento con los conocimientos de todas las medicinas existentes. El Prf. Châu considera su descubrimiento como una terapia cibernética, asimilando el cerebro a la central del control del equilibrio del cuerpo y el rostro a un panel de interruptores. Entiende que las estimulaciones sobre el rostro son muy efectivas porque proponen un recorrido muy corto entre la superficie estimulada y el cerebro.

Facioterapia-Dien ChanEn 1980 tiene establecidos los fundamentos del Dien Chan y descubre muchos puntos sobre el rostro y de manera muy rigurosa, repertorio sus efectos. Aunque la numeración llegue hasta el punto nº633, el mapa actualizado presenta unos 241 puntos de Dien Chan. Son los puntos utilizados con más frecuencia y mejor respuesta. Cada vez que un punto o una combinación de puntos, ofrece un resultado más rápido y profundo, el Prf. Châu eliminaba puntos que se volvían obsoletos.
Si el mapa de puntos compone la base del descubrimiento, los principios de base y las teorías del Dien Chan como sus esquemas y técnicas de estimulación, son primordiales para poder obtener resultados concluyentes. Entonces, el Prf. Châu descubre las múltiples relaciones que existen entre los puntos, y nacen los esquemas de reflexión sobre el rostro. Hoy en día, utilizamos más de 20 esquemas sobre el rostro, el cráneo y el resto del cuerpo. El Prf. Châu descubre también que no eran necesarias las agujas para estimular sus puntos fijos e inventa herramientas de estimulación que no dañan la piel, como el detector y otros rodillos de púas. Consigue entonces resultados sorprendentes y rápidos. Basándose en la clasificación yin y yang, descubre que cada patología puede ser tratada de manera más adaptada según el paciente.
Facioterapia-Dien ChanPodemos utilizar la Facioterapia como una simple reflexología facial, estimulando zonas y puntos escogidos con los dedos, pero sería perder su dimensión multirreflexológica. Efectivamente, a diferencia de las otras reflexologías conocidas, la Facioterapia – Dien Chan, propone una multitud de esquemas reflexológicos, que nos permiten, combinados con las técnicas de masaje e estimulación, tratar sin quedarse estancado. Además, nos basamos en la respuesta inmediata del paciente. Si estamos tratando alguien con un dolor localizado, tenemos que conseguir aliviarlo rápidamente; en 5 minutos. Esta respuesta nos indica entonces que estamos sobre el camino correcto; el esquema adecuado. Seguiremos tratando hasta el alivio del dolor. Tendremos que repetir los tratamiento en varias sesiones dependiendo de la gravedad del trastorno. Para tratar patologías crónicas y antiguas que no presentan dolores evidentes, tenemos que estudiar y diagnosticar más profundamente y dar una intención al tratamiento escogido. Según el facioterapeuta, podemos combinar nuestros conocimientos en medicina tradicional china y/o occidental así como otras terapias.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s