Baños mágicos o energéticos

Baños Mágicos

Existen varios tipos de baños mágicos o energéticos, dependiendo de la intención o motivo del mismo. Pero lo más importante que debemos saber es que los mismos buscan equilibrar las energías del individuo, de modo que se sienta más ligero y motivado para enfrentar las tareas diarias.

Debemos comenzar por explicar que existen dos tipos de baños: Los baños de despojo y los baños de descargas o propósito espiritual.

Los Baños de despojo: Son aquellos que sirven o actúan en anularnos todas esas energías que no nos es favorable que acumulamos durante el día o cierto tiempo y que terminan generándonos estrés y dolores de cabeza frecuentes. Esta acumulación de energías es la misma que no permite la llegada de nuevas energías, y esa es la razón por la que muchas veces nos sentimos tan pesados.

Cada vez que nos damos un baño de despojo, debemos hacernos un segundo baño en el cual nos recargamos con las energías que necesitamos en ese momento en nuestras vidas.

Los baños de descargas o propósito espiritual: Son aquellos que nos damos en base a un propósito en particular, como por ejemplo: amor, prosperidad, dinero, desarrollo espiritual, etc.

¿Cómo se hace un baño energético?

Los baños energéticos se hacen como “Última Agua”, en pocas palabras después de que hemos llevado a cabo la rutina de nuestro aseo personal en la bañera o ducha procedemos a darnos nuestra “Ultima Agua”.

La forma más común de hacerlo es a través de sale energéticas, las cuales han sido previamente preparadas y energizadas con una intención. Por eso encontramos sales de limpieza de aura, de protección, de relajación, de prosperidad, para el amor, para el dinero, etc.

Esto no significa que las sales por si solas nos generarán un cambio inmediato, en realidad, las sales nos ayudarán a conseguir una relajación energética que nos pone en disposición para el propó

sito que deseamos, el resto de trabajo queda en nuestras manos.

 

Baño energético tradicional de despojo.

Es muy simple y todos pueden hacerlo, consiste en disolver sal marina, el jugo de un limón en un tobo con agua. La mezcla la dejarás caer sobre tu cuerpo mientras visualizas tu cuerpo sanándose y limpiándose.

Baño de despojo energético más elaborado

Un atado de hojas de albahaca, 3 0 5 canelas en rama (entera), un atado de ruda, de romero y de salvia.

Preparación:

Pones en una olla 3 o 5 litros de agua fresca, rezas la oración que prefieras, luego colocas todas las hojas, en el agua, cuando comience a hervir, de ahí cuentas 3, 5 o 7 minutos y apagas.

Dejas enfriar hasta que esté tibio, lo cuelas y después de bañarte normalmente, te echas este preparado de cabeza a pies, bien concentrado y con mucha fe y fuerza ordenando mentalmente que salga de ti todo aquello que consideres energías no favorables. Este baño lo puedes hacer cada 15, 21 o 31 días. Si no encuentras todas las hierbas no importa, las que no pueden faltar son: albahaca, canela, ruda  y romero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s