RITUALES PARA EMPEZAR LA PRIMAVERA

Este ritual nos sirve para limpiar el camino y para recibir un ciclo nuevo con fuerzas renovadas.
 
Necesitamos:
1 vela naranja
1 vela blanca
1 vela amarilla
un vasito de agua
sal
fruta (3 piezas de la que quieras)
incienso
un cuarzo
Se colocan las tres velas en el altar.
el agua a la izquierda y la sal a la derecha.
enciende el incienso para que se vaya llenando la habitación.
coloca la fruta y el cuarzo delante de las velas.
Ahora enciende las velas de izquierda a derecha, imagina como tu vida se llena de amor, se limpia de malas energías y la abundancia entra.
Agradece los que te ha dado la vida y deja la fruta hasta que las velas lleguen a la mitad; repartelas entre la familia.
El cuarzo procura llevarlo contigo para que absorba la mala energía
Retira los restos de las velas.

 

Limpiar las entradas de la casa con agua de hierbas y con un rociador en las esquinas, darnos baños con pétalos de las flores de primavera o cambiar algún decorado como las cortinas, los adornos, los manteles o el color de las paredes. Así como también, plantar un árbol o transplantar flores e incluso, refrescar nuestra apariencia, puede facilitar el movimiento interno de energía y la renovación que tanto deseamos.
 
-Una maceta de tamaño medio
 
-Tierra apropiada para plantar
-Semillas de trigo o de cualquier otro cereal que no tarde en germinar
-Incienso del olor que tu prefieras
-Cerillas de madera
-Una vela blanca
-Una vela verde
Procedimiento:
Necesitarás realizar este ritual en un lugar en donde exista tranquilidad y nada que pueda perturbarte ni obligarte a dejarlo a medias.
Para comenzar siéntate en el suelo frente teniendo a mano todo lo que vas a utilizar, (sería ideal si pudieras estar al aire libre y en contacto con la naturaleza, pero si es así, ten mucho cuidado con las velas). Coloca frente a ti la maceta, a un lado las semillas y al otro el resto de elementos.
Enciende una cerilla alabando a la vida que da color a todas las cosas y enciende las dos velas y el incienso. Presenta tus respetos a la Madre Naturaleza y repite en voz alta:
”Madre Naturaleza, que regalas vida, que cuidas de tus hijos, escucha mi plegaria, concédeme el deseo que tanto ansío otorgándole el poder de crecer fuerte hasta hacerse realidad. Tu mano tomo dejándome guiar por ella y por todo aquello que como señal me envíes. Despeja mi camino y permíteme recoger los frutos de tanto esfuerzo. Ante ti muestro mis esperanzas confiando en tu benevolencia, Madre Naturaleza.”
(Puedes crear tu propio texto pues lo más importante es la intención y la intensidad con que pronuncies las palabras)
Coge ahora el incienso y expande su humo hacia adelante, confiando en que sea el mensajero de tu petición. Pide en voz alta lo que quieres conseguir y observa cómo el humo avanza, cómo sube, cómo desaparece…
Visualízate consiguiendo lo que deseas, sintiendo que ya lo tienes, que ya puedes disfrutar de ello.
Coge entonces las semillas con una de tus manos e imagina que en ellas están tus deseos, impregnándolas de todo el amor y la ilusión que has puesto en ellos.
Dejar caer ahora las semillas en la tierra y cúbrelas para que germinen, con ellas nacerán nuevas oportunidades que te ayudarán a avanzar en tu camino.
Apaga las velas dando las gracias por todo lo bueno que está por venir.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s