Archivo | 24 de julio de 2017

LOS BAÑOS DE DESCARGA CON ALBAHACA Y COCO

Imagen relacionada

Antes de comenzar cualquier ritual es imprescindible tomar un baño llamado de descarga o depuración. También es bueno hacerlo cuando notemos que las cosas no marchan bien, como si hubiésemos acumulado energía negativa que nos corta o obstruye los caminos. Es muy importante mantener esta regla, pues nuestro cuerpo es receptor de todos los influjos invisibles y si efectuamos un ritual sin desprendernos de ellos, nos encontramos que esa energía que pretendemos traspasar en un ritual, vendrá impregnada de cualquier disturbio. Mal para la ceremonia y peor para nosotros, pues todo acto tiene su efecto de rebote o retorno.También es importante saber que por la misma ley de causa y efecto, todo acto queda grabado en el astral y ello puede repercutir en nosotros. Si lo que se pretende es un acto de buena energía o fin, regresará hacia nosotros exactamente esto, si por el contrario hacemos algo para destruir, lógicamente recibiremos parte de esa destrucción. Después de esta breve introducción / advertencia paso a numeraros los ingredientes necesarios para la realización de este efectivo baño de descarga:

LOS BAÑOS DE DESCARGA CON ALBAHACA Y COCO

Resultado de imagen de albahaca

Albahaca fresca.

Imagen relacionada

Jabón de coco.
Poner la albahaca fresca a macerar en agua una media hora antes de tomar el baño. Previamente se habrá deshecho con las manos frotando la hierba con nuestras manos, una contra otra ( como si lavásemos ropa). Llevaremos al baño esta agua ya macerada y nos daremos una ducha con jabón de coco lo más puro posible. Una vez nos hayamos enjuagado con este jabón, pasaremos a echarnos el agua de hierbas por encima, desde la cabeza hacia abajo. hecho nos vestiremos sin secarnos con las ropas previstas para hacer el ritual. Como nota importante, este baño también puede darse sin que sea previo a ningún ritual. Es un buen baño de descarga y protección, muy adecuado para cualquier momento en que nos sintamos cargados o fatigados por los acontecimientos del día. Se recomienda hacerlo una vez por semana.

Oscar Ventura

Anuncios