Archivo | septiembre 2018

El Hada de Hoy 26 de Septiembre de 2018

hadas del jadin

Para hoy 26 de septiembre tenemos las Hadas del Jardín que pone un barrera de amor y de armonía alrededor de todos los hogares, hoy visitará el tuyo, y es posible que lleve de la mano una buena noticia, una agradable visita inesperada, o la llegada de un nuevo ser o de un nuevo amor que florecerá a tu lado.

Imagen relacionada

La vida se abre paso a través del amor, y el amor se abre paso a través de la vida, por eso toda vida es una flor y toda existencia un jardín donde pueden posarse las hadas para llenar tu mundo de armonía.

♡

Anuncios

Hadas de Otoño

Resultado de imagen de hadas de otoño

En Otoño cuando la naturaleza cambia su color y se tiñe de tonos rojizos y dorados, y los días se vuelven cada vez un poco más cortos y fríos, irrumpen en los bosques y los campos las hadas de las flores de esta estación. Las plantas grandes y frondosas, como el fresno, la espinera blanca y el saúco, el roble y el grácil endrino, y también la zarzamora y la lantana, cuidan de sus respectivas plantas junto a sus compañeras que hacen que los frutos otoñales, carnosos o secos, sean deliciosos y nutritivos para los seres humanos y los animales. La bellota, la baya, el hayuco, la mora negra, la castaña, la avellana, la manzana silvestre, la brionia o la alheña, todos ellos tienen un hada que los protege y los hace crecer fuertes.

Resultado de imagen de hadas de otoño

Estas hadas visten fundamentalmente, con los colores pardo, carmesí, morado, malva, características de los árboles, plantas y frutos del otoño. Algunas incluso tocan su cabeza con los involucros o cápsulas que rodean las semillas y los frutos, poniendo de manifiesto su total armonía con ellos. En pleno equinoccio de septiembre las hadas del otoño celebran el festival de la luna llena, en el que, bajo su resplandeciente luz, se reúnen sobre un campo de trigo para dar cuenta de un pródigo banquete propio de esta estación del año. Antes de empezar a comer, no obstante, el hada de la espinera blanca vierte con solemnidad una libación de vino de prímula en el suelo.

Esta especie de ritual asegura una abundante cosecha para los campesinos, que consideran a las hadas del otoño sus mejores aliadas. También participan en el baile de máscaras que se celebra en la víspera de Halloween. A media noche las hadas inician una armoniosa danza alrededor de una hoguera, en el transcurso de la cual revelan sus verdaderas identidades. Un ritual parecido al que en la misma fecha ( 31 de octubre ), celebran los celtas, cuyos sacerdotes, vestidos de una manera especial, danzan alrededor de una hoguera sagrada.

Resultado de imagen de hadas de otoño

” La reina de las bayas Elfos y más elfos, cargados con bayas, adornan a una joven muchacha. Rostro bronceado, ropas en rojo y oro, ciñe su noble cabeza una corona de brionia. La dulce primavera ya ha llegado, abriendo camino al verano. Adivinad ahora el nombre de esta soberana de los bosques. ”

Carlin ( Reina del Otoño ) : Los campos y bosques de escocia, en otoño, se transforman como por arte de magia y adquieren un hermosísimo color dorado. Entonces comienza el tiempo de Carlin, la reina de las hadas del otoño y espíritu de la noche mágica de Samhain. Carlin lleva un vestido de hojas secas y musgo, adornado con frutas del bosque, y a veces, un sombrero con frutos otoñales. Allí por donde pasa, ejecuta una delicada danza con la que levanta los vientos y arranca las hojas secas de los árboles, que caen formando un hermoso tapiz en el suelo.

Imagen relacionada

A veces, los hombres verdes y las damas del musgo, fervientes servidores de la reina del otoño, convierten esas hojas en resplandecientes piezas de oro para ofrecerla a las soberana como muestra de amor y respeto. En esta estación, en la que el verano ya ha finalizado, los antiguos pueblos celtas celebran el día de Samhain, una de las festividades más importantes del año para estas gentes. En esta fecha, según relatan las leyendas, las muchachas a las que las hadas habían transformado en cisnes y habían alejado de sus esposos o pretendientes recuperaban por fin su aspecto humano y regresaban con la persona amada.

Así se cuenta en la leyenda de Angus y Caer, un antiquísimo relato que data de los tiempos de los Tuatha dé Danaan. Cuenta que la víspera de Samhain ( 31 de octubre ) la joven Caer, hija del rey de Connacht, que vivía bajo la apariencia de un cisne en el lago de la Boca de Dragón, fue desencantada por Angus, hijo de Dagda, supremo monarca de los Tuatha.

Resultado de imagen de hadas de otoño

El otoñal día de Samhain fue sustituido en otras culturas por la fiesta de Todos los Santos y, más recientemente, por Halloween, una noche en la que los espíritus vagan libres en una atmósfera ideal para toda clase de actividades ocultistas y mágicas. En Samhain, las hadas raptan a jóvenes esposas y no las devuelven a su hogar hasta haber transcurrido un año y un día. Por ello, durante esta noche, es bueno que los mortales enciendan hogueras y bailen alrededor de ellas, para así ahuyentar a estas hadas y a cualquier otro espíritu nocturno que intente perjudicarles. Carlin aparece en la víspera de Samhain golpeando los campos con un bastón para endurecer el suelo, ante la proximidad de los fríos del invierno. Carlin, una antigua diosa celta, es el espíritu de la víspera de Samhain, la noche en que el invierno anuncia su aparición y los espíritus y otro seres mágicos invaden el mundo de los hombres. Carlin, con su paleta irisada, pinta las hojas de los árboles de color parduzco. Las hojas caídas de los árboles son el símbolo de las criaturas feéricas que pueblan la estación otoñal.

Resultado de imagen de hadas de otoño

Mabon

 

Otros nombres, misma festividad: la festividad de Mabon (pronunciado MAY-bun) es también llamada Fiesta de la Cosecha, Día del Banquete. También se conoce como Fiesta de la vendimia, fiesta de Avalon, Equinozio di Autunno (Strega), Alben Elfed (caledonios). Los Teutones lo llamaban Búsqueda del Invierno. El mes de Septiembre era conocido en la cultura celta como Haleg-Monath, literalmente, el Mes Sagrado, donde se ofrecían libaciones a los árboles de los bosques. También se conoce como Chung Chiu en china, fiesta que marca el final de la cosecha del arroz; el Succoth, festival judío de la cosecha, coincide con Mabon; se llamaba Fiestas Dionisiacas, en Roma, para celebrar la cosecha de la uva y se celebraba bebiendo vino del año anterior, tanto como pudieras aguantar antes de caer borracho al suelo.

Se cree que el nombre de Mabon deriva de Mabon ap Modron,un dios consorte galés, un equivalente a Cerunnos. Otros dicen que, al ser el portador del otoño, podría vérsele como una versión masculina de la Perséfone grecolatina.

Astrológicamente, Mabon es el momento del año en que el Sol entra en el signo de Libra y el día y la noche igualan su duración.

En Mabon celebramos, principalmente la abundancia y el equilibrio. Es tiempo para celebrar y agradecer la abundancia y generosidad de la Tierra, la Diosa (el principio femenino) y la luz y la energía del Sol (el principio masculino). Gracias a ese equilibrio universal obtenemos todos los bienes y es el momento de festejarlo.

                                                          

El día y la noche son de igual duración pero el equilibrio se inclinará hacia el invierno, la oscuridad, inactividad y la decandencia. Es el equinoccio de otoño, es la terminación de las cosechas iniciadas en Lughnasadh. Nos preparamos para la ausencia del Dios. Están igualadas las fuerzas masculinas y femeninas de la Naturaleza.

Es el segundo festival de la cosecha, la recogida y el almacenamiento del maíz: el fin de la cosecha. La segunda cosecha afecta a la fruta del invierno y la uva. Poco a poco la naturaleza se prepara para el invierno que se acerca y comienzan a caer las hojas, es un tiempo de descanso y recogimiento. Como las hojas que caen, los árboles nos invitan a desprendernos de aquello que nos es innecesario para continuar, nos acercamos a la etapa de la muerte para volver a renacer. Celebrar los bienes que nos otorga la Madre Naturaleza es algo inherente a todas las religiones y a todas las culturas, una esas coincidencias ancestrales que vienen desde la raíz de los tiempos. Una buena cosecha era algo crucial en los tiempos antiguos porque de eso dependería la supervivencia del pueblo o tribu durante el invierno.

Se celebra con la familia y la comunidad los dondes de la Madre. Es la festividad donde damos gracias por las cosechas del año. Por otra parte, recordemos que estamos entrando en la mitad oscura de la Rueda del Año, el Dios viaja hacia las Sombras (que culminará en Shamain) y damos la bienvenida a la Diosa en su faceta de Anciana. Ahora es el momento para hacer trabajos mágicos que tengan que ver con lo interior, con el viaje hacia dentro de uno mismo.

Los rituales pueden celebrarse con la cara pintada de blanco y negro, en medio de un círculo, bailando la danza sagrada de la espiral de la vida. Al amanecer, se recibel a salida del Sol. No deben celebrarse hechizos o trabajos, no tendrían la luz suficiente para que saliesen bien.

El Dios se prepara para morir y la Diosa pasa a ser la Anciana pero, en su interior, ya es la Doncella y lleva la semilla del Dios, que renacerá en Yule. Celebra la naturaleza dual de la vida y la muerte. Pasado y futuro están unidos.

Es tiempo de descanso, reflexión y celebración. Nos preparamos para el frío invierno. Buen momento para el estudio de hierbas, la meditación y la introspección. Tiempo de equilibrio y cambio.

                                                                   

Los que honran al sauce llorón como representación de la Diosa y la muerte, cortan sus varas antes de Mabon. En las culturas germánicas se ofrendaba harina a Odín, dejando que el viento se la llevara.

Mabon es considerada una época de los Misterios. Es un momento para honrar a las Deidades Mayores y el Mundo Espiritual. Considerado como un momento de equilibrio, es cuando nos paramos a descansar y disfrutar de los frutos de nuestra cosecha personal, ya se trate de trabajos en nuestros jardines, trabajando en nuestros puestos de trabajo, elevando nuestras familias, o simplemente haciendo frente a la vida cotidiana vida.

CORRESPONDENCIAS

Hierbas: Rosa, salvia, ciprés, avellano, maíz, álamo, calabazas, piñas de pino, manzanas, hiedra, benjuí, mirra y salvia, nardos.

Inciensos: Salvia, incienso puro, canela, ciprés, sándalo, pino, enebro, madreselva, mirra, benjuí.

Colores: Rojo, anaranjado, marrón, oro, ocre, amarillo, café, verde, dorado.

Comidas: Manzanas, nueces, pan, granos, frutas y verduras, maíz, calabazas, uvas, legumbres, carnes rojas, jarabe de moras, pan, granadas, galletas de avena.

Bebidas: Vino tinto, zumos de frutas rojas, sidra.

Piedras: Zafiro, ágatas amarillas, lapislázuli.

Velas: Verdes, marrones y azules, o de cera virgen.

Velas Para el festín a la mesa: naranjas y burdeos.

Ofrendas: Productos de la tierra: patatas, maíz, moras, flores de girasol, hojas caídas…

Mantel: color oscuro que simbolice tinieblas y el reposo de la Diosa.

Hora del día : Atardecer.

Animal: Cuervo.

Naturaleza: Tierra, Luna, oscuridad.

Propiedades: Equilibrio, agradecimiento, celebración, tolerancia, cosecha, reflexión.

Diosas: Core, Demeter, Modron, Morgan, Epona, Rihannon, Perséfone, Pamona y las Musas

Dios: Mabon, Cernnunos, Thoth, Thor, Baco, Odín, Hermes, y El Hombre Verde.

Mensaje: Comparte. Los Dioses nos dan mucho y piden poco a cambio.

Decoración del altar: Cuerno de la abundancia lleno de fruta de campo y bosque. Bellotas, piñas de pino y ciprés, tallos de trigo, figura de vaca con cuernos (Diosa), uvas, espigas, frutas, nueces, hiedra, calabazas, maíz, manzanas, flores de tonos óxidos, una vela blanca y otra negra para simbolizar el equilibrio del año, ramas de roble, hojas de otoño. Cesta de mimbre con frutos dentro como manzanas, y algunos frutos secos, como nueces, avellanas o bellotas, añadiéndole por encima algunas hojas o tallos de trigo, avena, cebada. Si quieres adornar el altar con flores, hazlo con las flores de la estación, como los nardos.

                                                               

¿QUÉ HACER?

• Caminar por lugares salvajes.
• Recoger plantas y semillas para usarlas de decoración o para trabajos mágicos con hierbas.
• Utilizar la magia para el desarrollo.
• Trabajar con sueños y meditación.
• Descubrir vidas pasadas.
• Honrar a los antepasados y contactar con ellos.
• Limpiar instrumentos mágicos pasándolos por el humo de madera de salvia y cedro quemándose.
• Deshacerse de malos hábitos.
• Hacer zumos y mermeladas caseras.
• Pisar la uva o que haya vino.
• Hornear pastel de calabaza con especias en honor a la Diosa y beber vino, zumo de uva o sidra en honor del Dios.
• Empezar labores de lana para abrigarse.
• Decorar la casa y el altar con hojas secas, pegandolas al cristal de la ventana.
• Plantar bulbos que crecerán en primavera.
• Pasar tiempo con ancianos y gente que no se ve a menudo,
• Donar ropa y comida.
• Empezar a planificar el invierno.
• Recolectar frutos del bosque y/o almacenar frutos secos.
• Reordenar, limpiar y abastecer nuestro armario mágico.
• Hacer muñecas de espigas de trigo para capturar el espíritu de la cosecha cuando salta de la última gravilla de trigo cortada. Llevar la muñeca con gran ceremonia a una granja y guardarla en un lugar seguro hasta que la cosecha del año próximo brote y empiece a crecer.
• Homenajear las estaciones conservando sus frutos.
• Ofrendar una copa de jarabe de moras hecho el pasado Mabon.
• Descubrir una nueva afición, aprender algo nuevo, leer libros…
• Cuidar de los animales  y comprar maíz para las ardillas.
• Dar gracias por el hogar, el jardín… y agradecer a los que nos ayudan.
• En la comida, contar anécdotas sobre los difuntos de la familia. Brindar por ellos, por los viejos tiempos, por la sabiduría que aporta Mabon. Cada comensal elabora un plato, luego se narra una historia sobre cada plato. al acabar, se da gracias a los que aportaron relatos y recetas. Antes de empezar a comer, cogerse de las manos diciendo. “Mano a mano el Círculo está formado”.
• Celebrarlo en familia. Juntarse haciendo un círculo, en contacto los unos con los otros, simbolizando el poder del Dios y la Diosa.
• Adorar al Hombre Verde y ofrecerle libaciones donde él reside.
• Dar ofrendas de gracias a los espíritus de la Naturaleza, echando sidra de plantas recién cosechadas o un poco de compost para el jardín.
• Confeccionar coronas de hojas de encina con bellotas incluidas como símbolo de abundancia y prosperidad.
• Vestir de gala, usar copas de cristal, porcelana china y cubertería de plata para crear la magia que otorgue abundancia para la próxima cosecha.
• Meditar sobre la prosperidad en la vida.

• Preparar incienso de Mabon:
-4 partes de madera de avellano
-1 parte de hojas de salvia
-1 parte de petalos de girasol
-1 parte de hojas de vid
-10 gotas de aceite esencial de manzana

Fuente: wiccaspain

                                                          

Cuando este se produce la naturaleza decae y va disminuyendo su generosidad, es notoria su preparación para el invierno y la llegada de su tiempo de descanso. Los árboles se despojan de sus hojas, mostrándonos lo bueno, e  invitándonos, a deshacernos de todo lo viejo y caduco. Es uno de los mejores momentos para concentrarse y pensar en la vejez, y en su consecuencia principal, la muerte, pero no de forma dramática sino siendo conscientes de que para renacer hay que morir antes.

El Ritual  de Mabon

                                                 

Da una caminata por un bosque, jardín o parque y recolecta hojas secas, trata de seleccionar aquellas por las que sientas atracción, ya sea por su belleza en colores o por su forma. Puedes coger frutos de arboles caidos en el suelo, como bellotas, ramitas caidas, trozos de cortezas o raices.También puedes coger plumas de aves que han hecho la muda durante el verano.

Antes para en una frutería y compra una pera o una fruta de temporada que tenga pepitas, esto es imprescindible para completar el ritual. En el mismo parque o ya en tu casa, puedes comenzar el ritual.

Caminando en el sentido de las agujas del reloj, sentido horario,  deja caer las hojas al suelo formando un círculo. Siéntate en el centro del círculo y mientras te comes la fruta con calma, medita acerca de la vejez y la muerte, reconoce que son dolorosos y tristes momentos, pero necesarios para un posterior renacimiento. Piensa seriamente  que nuestra existencia es heredera de todo aquello que hemos sembrado. Nos pertenecen los frutos de nuestras buenas acciones y los de las malas.

Al terminar con la meditación toma una o dos semillas de la fruta que te has comido y plántalas en una maceta de tu casa o en el bosque donde estés, ya que el ritual puede hacerse al aire libre.

Para este día son buenos los inciensos de ciprés, sándalo, pino y enebro. Los colores más representativos y con mejores energías serán el café, verde, anaranjado, rojo, dorado, marrón y amarillo. Puedes perfumar tu casa con alguno de estos aromas y vestir o decorar el hogar con los colores que más favorecen este momento, no sólo si estás dispuesto al realizar el ritual.

Leer más: https://www.hijasdelatierra.es/blog/mabon%2C-equinoccio-de-oto%C3%B1o/

ACACIA Acacia baileyana

ACACIA Acacia baileyana: La acacia es el símbolo de la amistad y por eso, en el lenguaje de las flores, regalar un ramo con hojas de acacia significa constancia.

La acacia forma parte importante en el rito de iniciación a la masonería, sobre las ropas del nuevo miembro representa la inocencia, la incorruptibilidad y la inmortalidad. De madera de acacia –según muy antiguas tradiciones de procedencia egipcia- estaba hecha el Arca de la Alianza

Si vamos de viaje a un lugar peligroso, antes de salir de casa machacaremos tres hojas de acacia en un mortero de piedra con un puñado de sal y, ya en la calle echaremos un pellizco de esa mezcla hacia cada uno de los cuatro puntos cardinales pidiendo protección.

Resultado de imagen de acacia

Una curiosa tradición afirma que contra la aerofagia y las malas digestiones, ha de haber una hoja fresca de acacia debajo del plato en cada comida.

Un cocimiento de acacia, perejil y ruda se usa en “limpias” para atraer la prosperidad.

Los sueños en los que aparece la acacia no son de buen augurio, significa que no se mantendrán las promesas que nos han hecho o de que aparecerán obstáculos en nuestra vida.

SAUCO, EL ARBOL MAGICO DE LAS HADAS

EL ARBOL DE LAS HADAS

EL SAUCO, EL ARBOL DE LAS HADAS

Saúco significa fuego y ese es el nombre de uno de los árbol mas respetado por los celtas.

Los Druidas estaban convencido de que dentro de el, en su tronco y en sus ramas habitaban deidades muy poderoso. Genios, sobre todo  del Aire.  Hadas y los Elfos,  regentes de los pensamientos y la creatividad.

Jamás se acercaban a él después de que hubiera anochecido y nunca cortaban ni una sola de sus ramas, ni recogían sus bayas ni sus frutos, sin disculparse y sin pedir permiso a esas entidades, ofreciéndoles siempre en trueque frutas o flores de otros árboles depositados a sus pies.

La leyenda asegura que muchos de los ritos celtas de matrimonios se realizaban arropados por el Sauco y que las uniones que nacían bajo el amparo de sus ramas resultaban duraderas y felices, porque las Hadas se sentian comprometidas  al ser testigos de esa ceremonia, a cuidar de las parejas y no abandonar a aquellos que ellas mismas habían bendecido.

Hay constancia de la presencia del Saúco en muchas de las ceremonias celtas. Las mujeres tenían la certeza de que si encomendaban a las deidades que habitan el Saúco sus deseos, estos le serian concedidos. Incluso en las ceremonias mortuorias se plantaba ese árbol en las tumbas para que sus entidades mágicas acompañaran a la persona muerta en su tránsito. Su madera era utilizada para hacer el fuego en los solsticios y únicamente podía recogerse en dos ocasiones del año: En la primera luna Nueva de Agosto o la misma luna de Octubre.


Pero tal vez la magia más importante del Saúco está en el elixir que se hace con sus bayas, dejándolas macerar durante siete días de Luna Nueva en una mezcla de alcohol y esencia de eucalipto, y que se utiliza como afrodisíaco de uso externo, haciendo un pequeño masaje en la columna un poco mas debajo de la cintura.

Y ya que el Saúco es el árbol de las hadas y que estas potencian la unión de los enamorados, no esta demás que si alguien va a formalizar su relación en una ceremonia, ya sea civil o religiosa, lleve entre las flores del ramo tradicional o entre su ropa una pequeña ramita de ese árbol, para que las hadas se le comprometan…

Vía:Cosas de Meiga

 

BUHO AMULETO DE PROTECCION

 

Una de las aves mas asociadas a las tradiciones Celtas es el búho. Se decia de el que era el portador de la suprema sabiduría.

La leyenda dibuja a Merlín casi siempre con un búho en su hombro y en muchas culturas se pensó, tal vez por que hay pócimas que se elaboran con los ojos de esa ave, que las brujas y hechiceras se valían a de ellas para enviar sus maleficios a distancia.

Pero lo cierto es que los Druidas tenían la seguridad de que ese pájaro atraía la lucidez a sus mentes, la intuición y la facultad de adivinar.

Con sus plumas y con su sangre dibujaban muchos de los anagramas, símbolos y amuletos de protección, sobre todo aquellos con los que intentaban curar las enfermedades.

 

 

 

En las pócimas que elaboraban antes de las batallas para dar de beber a sus soldados incluían huevos de búho y en los días en que la Luna Creciente consagraban sus plumas para hacer de ellas un amuleto de suerte, una muralla de protección contra los enemigos invocando a través de  ellas los favores dela diosa Dana, la Gran Madre de Toda la Creación.

 

 

 

En nuestros dias hemos recuperado los valores mágicos de los búhos y los usamos como amuletos protectores. Si no a ellos, si a su representación.

Se dice que no pueden entrar las malas energías, ni el mal de ojo, ni la envidia, en un lugar presidido por el símbolo de un búho. Siempre y cuando esa imagen este elaborada con materias nobles. Algún mineral, madera, metal, cerámica…

Si crees que tienes a alguien enviándote malas vibraciones debes llevar el símbolo del búho colgado de tu cuello y si piensas que en tu casa se están instalando negatividades una figura de búho cerca de la puerta no las dejará pasar.

Vía: Cosas de Meiga

SIRENA (La Maruxaina de las playas del norte)

Victor NIZOVTSEV by Catherine La Rose  (16)

LA SIRENA DE LAS COSTAS DEL NORTE

De todos los seres míticos, la sirena es la que en todas las culturas tiene un sitio y por supuesto una versión diferente.

En China, la consideran la fabricante de perlas y suponen que son las lágrimas de las sirenas las que las forman.

 

 

3f23f13d1dd2ac9ff9edd2400cbe1605

En el norte de Europa, se habla de ella como de una embrujadora, una seductora de hombres a los que arrastra con ella a los fondos marinos.

 

Victor NIZOVTSEV by Catherine La Rose  (18)

En la mitología irlandesa. Aseguran que si ella te encuentra y se deja ver, podrás pedir tres deseos que te serán concedidos.

Pero en nuestras costas, en las costas del norte de mi tierra, la historia cuenta que solo hay una sirena, un único ejemplar que es eterna y hermosa.

Victor NIZOVTSEV by Catherine La Rose  (2)

Dicen que era una muchacha que vivia en un pueblito pesquero. Una muchacha a la que el mar la seducía tanto que siempre andaba de un lado a otro por los acantilados y las playas, sin importarle si a ellas se arrimaban tormentas o vendavales.

No respetaba normas, ni se contaba con ella en la casa, porque la atracion que sentia por el mar era tan importante, que se saltaba todas las leyes de la convivencia y todos los horarios.

debe093dc2d7a6e5797965bd4d504ac8

Una noche en que se madre tuvo que subir a los acantilados para encontrarla -sin intención, pero con enfado- sin darse cuenta de que era una noche de Luna llena, que es la Luna donde las palabras se hacen sentencias, pronuncio un frase que se transformó en un maléfico.

“Que los Dioses todos te conviertan en pez, para que puedas ir a donde siempre deseaste”

Y cuenta la leyenda que esa misma noche sus piernas se volvieron una cola de pez y su cuerpo se lleno de escamas doradas y brillantes.

 

Victor NIZOVTSEV by Catherine La Rose  (34)

 

Desde ese momento ella permanece cuidando de nuestras costas, convirtiendo los rayos de luna en farolillos sobre el mar para guiar a los marineros y sus barcos mas alla de las rocas, hasta puertos seguros.

Me quedo con esta versión. Porque hay muchos testimonios de marineros que han vuelto a los muelles en medio de las tormentas, guiados por luces que no pudieron explicar y que les han conducido, por una especie de sendero sobre el agua, hacia lugares tranquilos

Tanto es así, que en mi tierra, la gente de mar la menciona siempre por el nombre de la muchacha que dicen que fue.

Todos la llaman con enorme cariño y respeto “La Maruxaina”

 

(Las sirenas pertenece a una serie ilustraciones sobre ese mito, dibujada por Victor Nizovtsev)

Fuente: Cosas de Meiga