Archivos

Guía sobre los seres féericos de diferentes culturas

 

  • Treintaperros: Bruja toscana que invita a los niños a su casa del bosque donde los devora, cuando pasa se oye ulular el viento salvajemente.
*Xiann-nu: Hada de origen chino de una gran belleza, posee largos colmillos afilados y una larga cola de leopardo. Habita en un palacio de plata reluciente en la luna y se nutre de luz.
*Sombrero rojo: Malvado duende irlandés que vive en las ruinas de los castillos, mata cruelmente a todo aquel que se acerque a su castillo, lleva botas de hierro y un gorro rojo sangre.
*Ovinnik: Duende ruso al que le gusta transformarse en gato negro y asustar a las ancianas supersticiosas , se le reconoce fácilmente porque en lugar de maullar ladra.
*Masciara: Esta antigua bruja de Basilicata esta presente en multitud de leyendas y supersticiones, se dice que entra en las casas por el agujero de la cerradura.
*Lauros: Duendes del sur que anudan las colas de lo caballos y rompen las mantas de quienes duermen, son por naturaleza duendes bromistas y un tanto maliciosos. Cuando encuentran a alguien le preguntan :¿Quieres oro o carbón?. Si la persona responde oro le regalan carbón y viceversa.
*Leanan Shide: Hermosa hada irlandesa que inspira la fantasía a los poetas. La leanan sidhe toma al humano al que inspira como su amante, su vida no es muy larga pero si intensa, a diferencia de otras hadas no es inmortal. Esta famosa hada se encuentra en multitud de leyendas y textos antiguos, como una de las primeras hadas.
*Laumes: Hada del Báltico, es una joven hermosa, de cabello dorado tan largo que le sirve como vestido por lo que siempre va desnuda.
*Huldra: Hada escandinava protectora del ganado que viste largas túnicas para esconder su cola.
*Ghillie Dhu: Duende escoces que se viste de musgo para mimetizarse con el entorno. Ayuda a los niños perdidos en el bosque a encontrar el camino de vuelta a casa.
*Far Darring: Hostil duende irlandés de largos colmillos especializado en inspirar pesadillas a los niños.
*Tuatha Danaan: Son los elfos irlandeses, en lengua gaélica su nombre significa ( Hombres de la diosa).
Tienen ojos que brillan como estrellas, largos cabellos rubios entrelazados con flores y gemas. Son inmortales y eternamente jóvenes. Capaces de hacerse invisibles, los elfos pueden leer el pensamiento y ver el futuro de los hombres.
*Doncellas del musgo: Tejen con hilo verde el musgo de los bosques. Visten ropajes del color del musgo y son invisibles, en otoño tiñen de color oro las hojas de los árboles con sus colores mágicos.
*Dagda: Rey de los elfos de irlanda, tenía un caldero con el que alimentaba a todo su pueblo y una arpa mágica que tenía el poder de dormir a todo aquel que escuchara su melodía.
*Gugnet: Dulce duendecillo leve como un soplo completamente vestido de negro, en la cintura lleva una clepsidra y un saco con polvo mágico que esparce sobre los ojos de los niños para hacerlos dormir e inspirarles dulces sueños.
*Sleipnir: Era el famoso caballo de ocho patas del dios Odin.
*Pixies: Duendes burlones de sombrero rojo y nariz respingona que hacen perder el camino a los viajeros.
*Coomlaen: Estos corceles aduendados aparecen como caballos altos, delgados, blancos o plateados que viven en el bosque y siempre están en compañía de los elfos. Pueden tomar la forma que deseen pero deben regresar a a su forma original cada día durante al menos seis horas. Están intensamente unidos a un solo jinete durante el resto de su vida, los dos se comunican telepaticamente. Les encanta que les regalen manzanas y madreselva. El hierro les daña.
*Cooshie: Conocidos como los perros de duendes, viven en el bosque y aparecen como grandes lobos plateados que se mueven grácil y rápidamente. Permanecen con sus amos duendes y tienen los sentidos agudizados. Tienen aversión al hierro, pueden curar a los viajeros enfermos o heridos y tranquilizan a los corazones y las mentes preocupadas.
* Daoine Sidhe: Grupo de dioses y diosas politeistas e inmortales de la Irlanda pagana que se unió con la Tierra. Aparecen con forma humana, vestidos de verde y son llamados seres feéricos pacíficos. Presiden el reino feérico, tocan música dulce, bailan, montan caballos mágicos blancos como la leche y suelen ir acompañados de sus perros feéricos.
*Dríada: Ninfas del bosque felices, amigables y juguetonas que viven en los árboles y cuidan de ellos. Nacen de la misma semilla que el lugar en el que viven. Son del color de la corteza de los árboles o de sus hojas, y su cabello de musgo o de las mismas hojas es de tonos verdosos oscuros sumamente largos que fluye en torno a ellas. Cantan hermosas melodías y les gustan especialmente los sauces y los robles. Dañar el árbol de una Dríada la daña a ella también por eso suele proteger su árbol creando tormentas y rayos.
*Elfos grises: No se asocian a otros seres feéricos, viven en praderas aisladas. Tienen en cabello plateado y los ojos color ámbar, o el pelo de un dorado claro y los ojos de tonos violetas. Son muy inteligentes y poco comunes.
* Hombre roble: Ser feérico que vive en los robles. Es un guardián de los animales. El conocido dicho (Los seres feéricos viven en los viejos robles) se refiere a ellos. El roble esta considerado como el árbol de los muertos y la morada de los espíritus que se han ido.
*Salamandras: Poderosos seres feéricos del fuego, encarna al intuitivo elemento fuego. Sin las salamandras este elemento no podría existir. No poseen cuerpo físico sino que son vistas como una bola de luz dorada, anaranjada o roja.
* Sheoques: Duendes de apariencia humana, viven en antiguos espinos y fuertes feéricos rodeados de fosos. Conocidos por su forma de tocar la gaita, encantan a los niños y tras raptarlos los devuelve a sus hogares ilesos y felices.
*Shidhe Draoi: Término gaélico para designar a los druidas feéricos. El folclore dice que tomaban sus nombres de las ninfas feéricas que les enseñaron la magia de los árboles. Están emparentados con las Dríadas.
*Trasgos: Tímidos, delicados y solitarios. Estos espíritus alados moran en los prados y en las cañadas de los bosques. Adoran que les regalen nueces, bellotas y dulces, y les encanta que los mortales les adulen.
Anuncios

Seres mágicos del elemento tierra

Las criaturas del elemento tierra se hallan en sintonía con la noche, el invierno, el hierro y la energía receptiva.

Los duendes

Los duendes son, sin duda, los seres mágicos más representativos del elemento tierra. La palabra duende, proviene del vocablo árabe ‘duar’ que significa ‘el que habita’ y hace referencia a un pequeño ser cuyo interés es realizar travesuras en los hogares. Se le atribuye a los duendes conocimientos de tesoros mágicos y conjuros.

La tradición afirma que los duendes son totalmente impredecibles. A veces algo tímidos y silenciosos. Sin embargo, cuando buscan molestar a los humanos pueden ser ruidosos y, según cuentan las leyendas, jugar bromas muy pesadas.

En general, los duendes son seres divertidos y benévolos, aunque hay varias excepciones.

Duendes de los espacios verdes

Algunos duendes prefieren jardines, granjas, campos o bosques. En estos casos, se les atribuye la misión de cuidar de plantas y animales.

Entidades tenues del jardín

Estos seres son llamados Planteen Elfen en la tradición holandesa y Waldweibleim en la Alemana.

Más bellos que los duedes domésticos, se los asimila a menudo a las hadas. Pueden adquirir formas diversas como insectos o exóticas mariposas. De aspecto andrógino se les adjudica el colaborar con el proceso de polinización, proteger a las flores de las inclemencias metereológicas y cualquier otro tipo de daño.

Duendes domésticos

Son los que prefieren vivir en hogares y sus cercanías, siendo muy apegados al lugar al que pertenecen. Se les adjudican algunas travesuras aunque se considera que pueden desarrollar sentimientos de profunda sensibilidad hacia los humanos.

Diablos del hogar o duendes familiares

Estos duendes, que se ubican dentro de la categoría de duendes domésticos, se divierten molestando y mofándose de las personas que viven en un determinado hogar. En rigor, no puede decirse que sean malos, son traviesos por necesidad, no pueden vivir sin burlarse de niños y adultos.

Los duendes familiares o diablitos relacionan no ya con un hogar sino con algunos de sus habitantes. Cuentan las leyendas que éstos seres servían a magos y brujas en tareas relacionadas con hechizos y brujerías.

Cuando alguno de estos diablitos ofrece ayuda, siempre lo hace con una carga de maldad. Pero la persona tentada siempre tiene la posibilidad de rechazarlos y así vencer sus maleficios.

 

Kikimoras

Son duendes femeninos de las que se dice, ayudan a las mujeres en las tareas domésticas. En las tradiciones eslavas, la ‘kikimora’ y las ‘sedosas’ en las leyendas británicas, ayudan a las amas de casa trabajadoras.

Duendes dañinos

Se caracterizan por su agresividad y se mantienen vivos gracias a la energía que toman de las personas de las casas en las que habitan.

Duende Pintón

El duende Pintón o Gorro Rojo es tan malvados que las leyendas dicen que hasta es evitado por otros duendes. Su habitat son viejas torres o castillos abandonados. Tiñe sus gorros con la sangre de quienes asusta arrojando piedras y generando extraños ruidos y luces.

Leprechaun

Leprechaun es un duende de la tradición irlandesa, que se caracteriza por su oficio de zapatero. Su nombre significa “zapatero de un solo zapato” ya que usa calzado en un solo pie. Lleva también un sombrero de tres picos.

Las leyendas cuentan que Leprachaun se ocupa de arreglar el calzado de las hadas y que trabaja siempre con alegría en su taller, debajo de algún hongo del bosque. Pero cuando cae la noche, Leprechaun se trasforma en Cluricaun, que no es tan bueno… porque le gusta beber whisky hasta embriagarse.

El Phooka

El Phooka o Poukha es un duende irlandés llamado Puck en Inglaterra. En Sueño de una noche de verano, Shakespeare lo muestra como un duende travieso que se burla de las personas.

Se dice que el Phooka tiene la habilidad de transformarse en diferentes animales. Por ejemplo, algunas leyendas cuentan que cuando se transforma en caballo, suele comportarse dócilmente para llevarlas a cabalgar, pero luego lo hace a una velocidad tal que las arroja al suelo.

El Pixie

De apariencia muy similar al de los duendes. EL Pixie es muy travieso, a veces, muy cerca a la maldad. Les encanta bailar, saltar, gastar bromas, robar frutas y pasteles.

Duende fraile

Bastante feos, orejudos, arrugados y de enormes pies, estos duendes visten hábitos oscuros, como los frailes.

Trentis

Con enormes boinas, de color rojo y orejas enormes, son parte de las tradiciones españolas en la región de Cantabria. Similares a estos son los Tentirujos, duendes que gustan de los espacios verdes de manera tal que su cuerpo esta cubierto de musgo… también tienen ojos verdes.

Hobgoblins

Pertenecientes a la tradición anglosajona, los duendes son conocidos como hobgoblins, y entre ellos se destacan el boggart y el brownie. Las leyendas atribuyen a estos seres un carácter juguetón cuando están contentos o vengativo cuando se sienten contrariados.

Gnomos

Probablemente el vocablo gnomo proviene de la palabra “genomus” que significa “nacido de la tierra”. Se trata de seres similares a los duendes, aunque son afines a espacios más agrestes. Trabajadores, amables y sabios, se los considera protectores de la naturaleza en su totalidad. Se les atribuye también el don de la telepatía y un olfato hipersecible, por lo que pueden ver más allá de lo visible.

Gnomos antiguos

De color oscuro habitan cuevas en colinas y acantilados. Se les atribuye la capacidad de controlar las fuerzas de la naturaleza, atesorando saberes relacionados con aludes, terremotos y toda suerte de cataclismos.

Gnomos indesprendibles

Viven dentro de las rocas, y se alimentan de la energía que de ellas se desprende, por lo tanto no pueden separarse de ellas.

Kobolds y Ekecos

Habitan objetos que pueden ser fabricados con el hombre. Estos objetos reciben el nombres de vehículos y si se rompen, los kobolds pueden llegar a morir haciendo antes, infinitos destrozos.

Los son similares a los kobolds pero además de introducirse en objetos también pueden hacerlo en las casas. Se trata de seres egoístas que suelen ser violentos por naturaleza de manera tal que todas sus acciones son generalmente malignas.

Gnomos mineros

Poseen un gran poder mágico y viven en el centro de la tierra. Entre estos, se encuentran los korreds solitarios y huraños, prefieren no entrar en contacto con los humanos, y los krreds que se dedican a la construcción y son mucho más sociables.

Elfos

Los elfos son criaturas mágicas que pertenecen al universo de los elementales terrestres. Nacidos de la tradición nórdica, son criaturas que suelen vivir mucho más tiempo que los humanos aunque no son inmortales.

Poseedor es de grandes poderes mágicos los elfos pueden elegir entre el bien y el mal, aunque en general, se los considera seres benévolos.

Estos seres , de acuerdo a las leyendas, disfrutan de las danzas nocturnas bajo la luz lunar y se cuenta de ellos grandes aptitudes para la música y la poesía.

Los elfos de la luz, habitan el aire y poseen alas que les permiten remontarse por los bosques. En cambio los elfos de las tinieblas viven en la tierra y pueden confundirse con enanos dada su baja estatura.

Trasgos

Se trata de una clase especial de duendes que habitan en hogares y realizan muchas travesuras en tanto se sienten los dueños de casa. A diferencia de otros duendes, los trasgos tienen cuernos y cola larga y la mayoría de ellos posee un agujero en la mano izquierda.

Aunque juguetones, son seres benévolos, aunque sucios y glotones.

Enanos

En las leyendas europeas los enanos son seres de baja estatura, viejos y barbudos. Suelen trabajar con las minas extrayendo plata y oro.

Trolls

Los o gigantes son criaturas monstruosas de cuerpo enorme. Su tamaño les atribuye una fama de gran peligrosidad, aunque en realidad, las leyendas afirman en realidad que solo son agresivos cuando alguien los provoca.

Se dice de ellos que carecen de astucia o inteligencia, esto se pone en evidencia en los relatos que narran enfrentamiento con humanos. En síntesis, son seres que pese a su aspecto temible, resultan frágiles y vulnerables.

Ents

Los ents son árboles extremadamente antiguos a los que les fue concedido el don de la conciencia, el habla y la sabiduría. Tienen la misión de cuidar de otros árboles y prestar ayuda cuando es necesario.

Driades

Esta palabra genérica, representa, a todas las hadas o ninfas pobladores de los árboles, según la mitología griega a la cual pertenecen , son las cuidadoras de los árboles y sus protectoras. Su historia nos dice que son las Hamadriades las que permanecen allí durante toda sla vida del mismo, y que estas mueren cuándo este también muere.

Alseides

Son en la mitología griega, las Ninfas o Hadas que moran en las florestas. Genericamente denomina a todas las hadas que habitan en la flores, es conocido el amor y afición de estos seres por los colores, y los perfumes con que nos regala la Madre Naturaleza, además su bebida favorita suele ser el néctar que producen ciertas plantas

Las Damas Verdes

Estas hermosas muchachas simbolizan las fuerzas naturales de la Tierra, casi ya no se las puede distinguier, ya que debido a su constante asociación con el viento, se han ido tornando cada vez más etéreas. Al igual que las anteriores residen en los bosques, aunque también se las ha visto en prados, o incluso zonas desérticas, habitando en sustuosos castillos de cristal, coral o hielo. Son poseedoras de una gran belleza, y siempre van vestidas de verde. aunque en el pasado feuron perniciosas para el hombre, aprendieron a convivir con el y a brindarle su apoyo.

Cíclopes

Gigantes de un solo ojo, de caracter hostil y naturaleza malvada. Algunos de ellos representan fenómenos atmosféricos como la tormenta, el rayo, el trueno y otros eran artesanos y constructores.

Faunos

Fauno fue adorado en dos roles diferentes: como el dios de los campos y los pastores, y como una divinidad oracular y profética. Como deidad rústica, era un espíritu bueno del bosque, las llanuras y los campos, y cuando hacía fértil al ganado se le llamaba Inuo (Innuus).

Como dios profético, llamado por el nombre de Fatuo (Fatuus), se creía que revelaba el futuro al hombre parte en sueños y parte mediante voces de origen desconocido, que eran comunicados a quienes iban a dormir en sus recintos, tumbándose sobre el vellón de los corderos sacrificados. Lo que era Fauno a este respecto al sexo masculino, su esposa Fauna o Faula (a veces considerada su madre o su hija; véase Bona Dea) era al femenino, por lo que llevaban los epítetos Fatuus/Fatua o Fatuellus/Fatuella, derivados de fari (‘hablar’) y fatum (‘hado’, ‘destino’).Se decía que daban sus oráculos en verso saturniano, de lo que quizá pueda inferirse que existieron en el Lacio colecciones de oráculos en esta métrica. W. Warde Fowler sugirió que Fauno es idéntico a Favonio, uno de los dioses-viento romanos.

Debido a la forma en que daba sus oráculos, se consideraba a Fauno el autor de apariciones espectrales y sonido terroríficosy por tanto se le describía como un dios lascivo y voluptuoso, que moraba en los bosques y era aficionado a las ninfas.

Gárgolas

Guardianes frente al mal. Se asoman desafiantes en las cornisas de las grandes catedrales góticas. Monstruos infernales, imágenes grotescas, muecas burlonas o animales dantescos. Cualquier representación es buena si consigue su objetivo: custodiar el recinto sagrado de los embates del Maligno. Son las defensoras pétreas, depositarias del encargo divino… Son las gárgolas.

Gigantes

En la mitología, los gigantes son criaturas humanoides de tamaño y fuerza prodigiosos, un tipo de monstruo legendario que aparece en historias de muy diferentes razas y culturas. Suelen ser violentos y se dice con frecuencia que comen humanos, especialmente niños. Otros, sin embargo, son simpáticos e inteligentes, como los gigantes de Oscar Wilde.

La diferencia de tamaño ha sido una forma de enfatizar la importancia de ciertos personajes tanto como para denotarlos como seres monstruosos aunque de forma humana. Abundan las referencias a gigantes en la mitología antigua. Los gigantes también figuran en gran cantidad de cuentos de hadas e historias folclóricas, como en Pulgarcito.

 

 

 

 

 

 

Ogros

Los ogros son enormes humanoides, de aspecto tosco y desagradable, mal carácter y muy guerrilleros.
Un ogro mide unos 3 metros de alto, tiene la piel de color verde oscuro, o incluso violeta, y llena de verrugas. Tiene también abundante pelo por el cuerpo de color muy oscuro. Su olor fétido es perceptible a bastante distancia.
Los ogros viven en tribus y se adaptan bien a cualquier clima, por lo que se les puede encontrar en montañas, llanuras y climas cálidos.
Un ogro vive de emboscadas, incursiones y pillajes. Su inteligencia no es demasiado elevada, por lo que no se puede esperar que usen muchas tácticas de combate. Los ogros más listos de su tribu serán considerados como líderes.
Son seres muy avariciosos, por lo que siempre están a la caza y captura de humanos, elfos o enanos para mantenerlos como prisioneros y robarles todas sus pertenencias. Los prisioneros de los ogros suelen ser usados como esclavos o como alimento.
Existen, a parte de los ogros comunes, dos tipos más de ogros; los Ogros mago y los Merrow

Orcos

La creación de los orcos es algo confusa. Ellos afirman provenir del ‘’Gran verde’’,un dios violento y belicoso. Dicen que su dios los creo porque estaba harto de las patéticas criaturas que ellos llaman ‘’rozadoz’’ ,y su dios deseaba crear una raza de poderosos guerreros. De ahí se cree que nacieron los orcos, la unión entre un hongo y un humano. Desde su creación, siempre se han visto implicados en infinidad de conflictos, y muy especialmente contra los enanos, quienes buscan venganza contra los orcos.

A lo largo de la historia han atacado a cualquier raza, inteligente o no, e incluso ha habido numerosas guerras entre orcos, pues ellos piensan que la guerra es su único destino. Los enanos les odian, los humanos les temen, los elfos les desprecian, y las tres razas se ven correspondidas de forma brutal por los orcos, quienes solo buscan golpear a cualquier enemigo, aunque sienten predilección por los enanos, quienes han plantado en todas las ocasiones más batalla a los orcos. Los enanos odian a los orcos, los orcos disfrutan luchando contra ellos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Unicornios

son seres solitarios, que viven apartados y a los que el resto de los animales respeta. Se dice también que no se dejan ver más que por los puros de corazón, y que entre ellos, solo los más puros, los hechos de bondad y ternura, solo esos pueden tocarlos.

Las leyendas cuentan también que los Unicornios, tan hermosos, tan sabios, tan majestuosos, tenían un punto débil (o no tanto, tal vez…) Siendo amantes de la belleza, a veces se dejaban llevar y cambiaban su libertad por el cariño y los cuidados de alguna dama hermosa, convirtiéndose casi en un animal doméstico que acudía a visitarla a la misma hora a su jardín. Por eso son frecuentes las imágenes que les retratan cerca de doncellas, dejándose cuidar por ellas.

En cualquier caso, los Unicornios son un símbolo. Representan fuerza, libertad, imaginación, sueños, ilusiones… Aunque pasado el Romanticismo pocos historiadores se refirieran a ellos más que para desmentir supuestas apariciones, los unicornios de alguna manera están presentes, porque lo que simbolizan sigue existiendo. Las ilusiones, el deseo de libertad, la fuerza de la naturaleza, las ganas de soñar…

Seres mágicos del Eter

Los ángeles pertenecen al mundo del espíritu… son por lo tanto, seres sutiles y absolutamente nobles y diáfanos. Pertenes al elemento eter o akhasa, también conocido como quinto elemento.

La tradición ubica a los ángeles en el elemento éter y se considera que ellos fueron los que han impartido órdenes a los demás seres elementales para crear el mundo y mantener las condiciones necesarias para que éste siga adelante.

Cuando un angel desea transitar la tierra, suelen adoptar formas de personas o animales, manifestándose de ese modo. Nexo entre Dios y los hombres, los ángeles tienen la misión de cuidar al género humano y mostrar la dimensión de lo divino en la tierra.

Se dice que si un angel desea manifestarse, éste puede hacerse visible. A veces, a través de una imagen antropomórfica pura y perfecta, y otras tantas simplemente a través de una luz especial o un perfume.

La representación artística de los ángeles ha cambiado a través del tiempo. Actualmente, prevalecen las imágenes sobrenaturales que aluden a una existencia metafísica. Las alas, son un símbolo del mundo sutil y eterno, y la luz, alude a la bondad que irradia sus eteras existencias.

Reino del aire

En otros posts he hablado sobre los elementales y sus niveles de conciencia, en especial del reino   Tierra, de los elementales del fuego, y un poco sobre los elementales del agua, pero no he mencionado a los elementales del aire y su elemento en cuanto a su función real, ni a la simbólica. Debo insistir en que los elementales viven en los niveles emocinales y energético-vitales, y no se comunican con los humanos de manera racional. Es necesario un corazón puro y lleno de amor hacia todos los seres sintientes para comunicarse con ellos.

Nivel 1: El primer nivel de desarrollo de los seres elementales del aire son las sílfides y las hadas. Las hadas están relacionadas con la expansión de vida en un área determinada, mientras que las sílfides tienen relación con el movimiento en el espacio, por ejemplo con el modelado y la dirección del viento y a veces hacen diseños maravillosos con las nubes. Las sílfides incluso acompañan a las aves en el aire y a los aviones y demás aparatos voladores, moviendo las corrientes de aire hacia atrás y hacia adelante rítmicamente. Atraviesan ventanas, paredes y puertas y algunos dicen que miran dentro de los aviones a los pasajeros… Por ello las sílfides han estado relacionadas (desde Paracelso e incluso antes) como si fuesen los únicos elementales del aire.

Las pequeñas haditas también ayudan al nacimiento de las flores o plantas, como hábiles parteras de la naturaleza, por lo que están siempre en los jardines. Un ejemplo bellísimo son los jardines de Kengsinton, en Londres, donde J.M. Barrie se inspiró para escribir su famoso y maravilloso Peter Pan.
Nivel 2: En el segundo nivel de conciencia encontramos tres grupos principales: las hadas de lugar, los devas de las plantas y las hadas de los bosques.
Las hadas de lugar son hadas reinas que cooridnan los procesos de desarrollo dentro de un lugar específico. Los devas de las plantas tienen varios roles, pero en general son aquellas que cuidan del alma de una especia de planta y las hadas de los bosques trabajan como compañeras de los animales.
Nivel 3: En el tercer nivel encontramos al maestro deva, a los devas de lugar y a el deva ritual. El término deva proviene de la filosofía hindú y significa “ser radiante”. Estos seres viven miles años, parecen en su mayoría hermosísimas mujeres, majestuosas y llenas de luz. Su evolución es muy alta, y en general se responsabilizan por la coordinación de todas las fuerzas que convergen en un entorno específico. Otro término con que se conocían a los devas de lugar era “espíritu de lugar” o genius loci… pero deva es más contemporáneo y carece de las asociaciones a las imágenes patriarcales (según Pogacknik). Los deva rituales son seres luminosos y representa el grado más alto de desarrollo de su especie. Inicia a las personas en los secretos de la vida en la Tierra, usualmente asistida por un sacerdote o una sacerdotisa.
 
Fuentes: Marco Pogacknik, “Nature Spirits and Elemental Beings”

Elementales de fuego

Los elementales de fuego posiblemente sean los más antiguos y los más misteriosos de todos los espíritus de la naturaleza. Son tan antiguos como la tierra misma en su proceso de formación y casi nunca se muestran a sí mismos.
El fuego en sí mismo es un elemento misterioso e hipnótico, vital y mortífero. Es importante entender que el fuego no solamente son flamas, combustión y calor, sino también luz radiante y por lo tanto este elemento tiene relación directa no sólo con el poder, sino también con la iluminación espiritual y el mundo invisible hecho visible gracias a la luz. Como dice el génesis: “Dios dijo: Haya luz… y vio que la luz era buena y separó a la luz de las tinieblas…(La Biblia es un libro terriblemente mal utilizado y mal interpretado, pero no profundizaré en eso aquí).


En el principio entonces, cuando el mundo nace, inicia una fuerte explosión luminosa, la luz que se separa de las tinieblas (caos), y la Tierra nace de la fiereza de explosiones volcánicas. El fuego entonces, también representa la poderosa fuerza vital con su indomable voluntad y determina lo que la Tierra es en su esencia.

En el nivel más profundo de la evolución los elementales del fuego son seres que existen en el centro de la tierra y presiden el destino del planeta. Son incomprensibles para la conciencia humana. En una segunda etapa de evolución llegan a la fina corteza terrestre y allí realizan distintas tareas, éstos son conocidos como Salamandras. Principalmente toman el rol del proceso de madurez, de transformación y de descomposición. Estos elementales pueden ser percibidos cuando transforman el compost en tierra fértil, o en el llama que enciende la madera o que baila sobre una vela. Ningún fuego prendería sin la intervención de estos espíritus. También son aquellos que se encuentran en el umbral entre la vida y la muerte, en el proceso de regeneración a través de la fuerza vital. En un tercer de evolución existen los espíritus de la luz y la creación de la luz. Son prácticamente brillantes hasta el punto de ser insoportables.
Envían luz en esferas de diferentes tonos y colores. En un cuarto nivel de evolución existen los espíritus de la inspiración que encarnan el rol espiritual de este abrazador elemento en el arte y la vida en general. Son los mediadores entre las intuiciones que provienen de las altas esferas, los seres angélicos, los patrones cósmicos y los niveles materiales de la creación. Estos antiguos seres eran conocidos como Musas, quienes también transmiten las bendiciones de la Diosa. Todos estos niveles de evolución en el reino elemental están entretejidos y trabajan en cooperación, como una red, con los otros elementales (de agua, tierra y aire) para que la vida se manifieste en el mundo material.

La historia de Ognevushka:

Esta historia de Pavel Bhazov cuenta la existencia de una pequeña niña que aparece en el centro de las hogueras y baila. Su nombre era Ognevushka-Poskakushka (“ogon'” significa fuego y “skakat'” saltar en ruso).Ella les muestra a los buscadores de oro los lugares donde lo pueden encontrar. Pero es muy difícil recordarlos. Una noche, un grupo de buscadores de oro, estaban sentados alrededor de una hoguera contando historias y leyendas. Entre ellos estaba el pequeño Fyodor de 8 años, su padre y su tío Ephim. De repente una pequeña y alegre niña de pelo rojo y vestido azul, no mayor que una muñeca, apareció entre los carbones ardientes. Empezó a danzar alrededor de los buscadores de oro y creció y creció hasta hacerse del mismo tamaño de Fyodor. Cerca de uno de los árboles que le rodeaban se detuvo, pero en ese momento un buho se detuvo y ella desapareció. El tío Ephim dijo que era un signo de dónde deberían buscar el oro y para ello necesitaban encontrar el árbol. Todos buscaron en árboles diferentes y cavaron alrededor de ellos, sin encontrar nada. Algunas veces más el niño y su tío vieron a la niña, pero cada vez que cantaba un buho, ella desaparecía. No podían encontrar nada. Su familia se convirtió en el blanco de burlas de la villa, a veces de maneras muy crueles. Un frío invierno, la madrastra de Fyodor estaba de mal humor, por lo que él decidió visitar a su padre, que se encontraba enfermo en el hospital. Para ir hacia el pueblo, Fyodor debía pasar por medio del bosque y de repente bajo un árbol de abedul, Fyodor vio nuevamente a Ognevushka bailando en la nieve. Ella vio al niño y sus alegres ojos derritieron la nieve alrededor del viejo abedul. “Cuando la primavera llegue, ven a buscar bajo este abedul” le dijo. Fyodor respondió que mucho han buscado y no hallaron nada. Entonces Ognevushka le dio una antigua espada de los buscadores de oro y le dijo “Toma, esto te ayudará” y desapareció. En la primaveray Fyodor y sus parientes cavaron alrededor del árbol y encontraron tanto oro que jamás les volvió a faltar nada en la vida. (Leyenda Rusa, de los montes urales)

Elementales, Reino Tierra

Los seres elementales no trabajan solos, forman redes de trabajo comunitario para mantener el balance energético de la tierra. Los seres humanos consciente o inconscientemente formamos parte de estas redes, a veces ayudamos y otras (demasiadas) entorpecemos el trabajo de estos seres, la comunicación y el mantenimiento físico y energético de la vida en la Tierra. Si tomamos conciencia de estas redes entonces seremos cocreadores de un mundo más balanceado y viviremos con más armonía en la naturaleza. Cabe destacar que aquí no voy a hablar a profundidad de la tarea de cada uno de los seres elementales, pero talvez en otra ocasión mencione los importantes aspectos de su trabajo en la música, el arte, el calor del hogar y sus habilidades para “tejer” y “entretejer” energías, historias, o amores…
Primero está el elemento tierra: Es posible que el aspecto de los elementales sea muy distinto al que estamos habituados y las imágenes de sus cuerpos nos parezcan desproporcionadas y feas, pero eso tiene que ver con el hecho de que como seres humanos somos seres espirituales y no tenemos una experiencia tan directa con el elemento tierra, que es bastante reciente en la evolución del planeta.
 
Nivel 1: Faunos, dríadas, (soportan la conciencia de un árbol individual). Elementales de los animales, Goblins, enanos, elfos y gnomos. Son los constructores en el mundo denso de la naturaleza.
Nivel 2: El viejo sabio y la anciana amable: Comandan y organizan los flujos rítmicos y repetitivos de la naturaleza; coordinan los procesos de desarrollo de un área específica.

La anciana amable concentra la energía del amor en las composiciones energéticas del elemento tierra, es decir que el amor de Gaia es accequible a cada criatura en el planeta sin excepción, y permanece inalterable, siendo transmitido por todos los seres de los distintos reinos y fortalecido (el amor) por ellos, y por nosotros, claro.

El viejo sabio, como su nombre lo indica, es un ser de profunda Sabiduría y cuida de los humanos en su forma física. En este sentido están (porque claro, hay más de uno) a cargo de los templos naturales. Tienen las respuestas a muchas de nuestras más profundas preguntas y son guías hacia los secretos de nuestras vidas que no hemos podido comprender. Es el símbolo de un fuerte aliado de la Verdad Divina, concentrando la sabiduría de los eones y sus patrones, en especial del lugar donde se encuentra su foco energético. Por ello también posee los patrones necesarios para la construcción y desarrollo energético de un lugar, se podría decir que es el arquitecto del paisaje en el cual trabajan los seres del nivel 1.

Nivel 3: Es el nivel más alto de desarrollo e infunde un sentido de propósito a los mundos naturales. Pan, considerado en una época como el nombre del dios griego de la naturaleza, en este contexto es un nivel más evolucionado de los elementales de tierra. Está presente en todos los lugares y en cada partícula de un paisaje y participa en el proceso de formación y modelado del territorio. Se suele focalizar en el lugar donde está el corazón del paisaje a nivel vital-energético.

Nivel 4: Devas o ángeles: Espíritus de la voluntad o Reinos (conocidos así en la tradición esotérica y en la católica…) Pero de ellos talvez sí, talvez no, hable en otra ocasión

Fuentes: Marco Poçachnik “Nature Spirits and Elemental Beings”

Reino Agua

Si bien antes he escrito sobre algunos seres faéricos relacionados con el agua (selkies y ondinas), ahora voy a enfatizar sobre los niveles de conciencia de dichos seres. Recordemos que el agua tiene un poder sanador y regenerativo, que se distribuye a través de todo lo creado sobre la tierra, gracias también a las sílfides. Este poder se puede percibir en esa belleza que nos quita el aliento cuando entramos a los santuarios naturales, una belleza que nos conmueve emocionalmente, y no es de carácter estético, sino una cualidad fundamental de la vida.

Los elementales se manifiestan distribuyendo las cualidades femeninas del agua tanto como las masculinas. Las energías masculinas, sin embargo, no se representan tan bellas como las femeninas, en general. A veces se pueden confundir con grandes sapos o cangrejos. Las energías masculinas se parecen a seres solitarios que mantienen el polo de energía yang. Pero sería un error creer que son unos ermitaños, verdaderamente se los puede percibir cantando en coro, con voces profundas y solemnes, levantando niebla sobre las aguas.

 

Nivel 1: En este primer nivel se encuentran las nixies, las ondinas, los hombres acuáticos y el espítitu del balance. Las Nixies son quienes se relacionan y mantienen vivas las aguas de ríos, lagos, pantanos y fuentes. Se revelan a los seres humanos como hermosas doncellas. A veces tienen una cola de pez, que simboliza su afinidad con el elemento agua, pero no es una caracterísca de sus cuerpos, necesariamente. A veces se las puede ver bailando en lugares secos, sin que haya agua visible, pero puede existir una fuente de agua subterránea, ya que para ellas la presencia física del agua es de menor importancia que la radiación energética del agua. Su propósito es distribuir la fuerza vital del agua hacia el entorno. El espíritu del balance es el elmental de las aguas subterráneas, quien cuida y mantiene el equilibrio dentro de la corteza terrestre.

Nivel 2. Generalmente este nivel se compone de ninfas que dotan de individualidad a un río, lago o al agua en una pradera. Estas ninfas son particularmente bellas y acompañana al nacimiento del agua desde la matriz de la tierra hacia la superficie. Desarrollan en aquellos lugares fuentes de sananción, consuelo y bendición. Estas grutas y pozos están dedicados a santas o vírgenes y son muy sagradas. (por ejemplo, algunas capillas dedicadas a la Virgen de Lourdes, están cuidadas por una ninfa quien se manifiesta como la Virgen misma).

 

Nivel 3: Se compone por La reina de las ninfas y la ninfa del paisaje. Las ninfas reinas son seres de indescriptible belleza e irradian luz blanca en todos sus posibles tonos. Usan hermosas coronas que son en realidad cosmogramas y representan al más alto nivel de evolución dentro del elemento agua. Bajo su tutela están todos los tipos de elementales, ya que ellas saben que su deber y el de su “pueblo” es mantener los templos naturales. Su principal labor es la de enriquecer el entorno con el poder del agua que regenera. Éste es la cualidad fundamental para la supervivencia de toda la creación en la Tierra.

Fuentes: Marco Pogacnik, “nature Spirits and Elemental Beings”.