Archivos

Hada del mes de Mayo

NUBY

Es el hada del mes de Mayo.

Otorga facilidad de palabra, sabiduría y empuje en los estudios.

Ritual:

En un momento difícil, dedicarle estas palabras:

“Hada Nuby, ilumina mi mente, para que mis pensamientos tengan la frescura del campo, y la Luz del Universo”.

Fechas propicias: 1, 2 y 3, 29, 30 y 31 del mes.

La naturaleza y las hadas

 

 
Al penetrar al corazón del mundo de las hadas, nos hallamos ante la inmensidad de la naturaleza. En la palpitante morada de las posibilidades nos hallamos ante la variedad ilimitada de las especies. Al igual que las criaturas humanas, las hadas son individuales y muy sensibles. No les les debe confundir con meros seres elementales o fantásticos, a pesar de que algunas de ellas se nutran y cuiden de algún elemento en particular. Ellas tienen emociones y relaciones muy similares a las humanas, aunque con un sentido ético que se escapa a muchos de nuestra especie.

Cada familia de hada es única. Algunas son maliciosas e incluso peligrosoas. Cada hada tiene su propia personalidad, estabilidad, talento, hábitos, gustos, etc. Las más vistas por los niños son las pequeñas hadas luminosas y danzarinas. su aspecto puede ser sólido o translúcido. Algunas veces se manifiestan en el espacio físico, pero la gran mayoría de veces somos nosotros quienes entramos a su Reino Mágico.

Entre las hadas, es posible verlas elegantes y también corrientes, humildes y amables o feroces, siniestras y traviesas. Siento con intensidad tanto el dolor como el enojo, la alegría y el amor. Pero hay cosas comunes a todos los seres faéricos y son su pasión por cuidar la naturaleza, danzar y cantar. Les gusta hacer bromas y espiar a los humanos.

Dentro de el vasto mundo de las hadas existen dos subgrupos: las hadas que viven en comunidad, conocidas como hadas de tropa, y las solitarias. De las hadas de tropa se han ilustrado mucho sus famosas “rades” o desfiles, en las cuales todas van vestidas en sus mejores galas.

Si al entrar a un bosque con magníficos árboles, sentimos sobrecogimiento, se debe a la presencia de las hadas. Algunas de estas criaturas comparten su destino con los árboles y así adquieren características físicas del árbol al cual pertenecen. Algunos son altas y delgadas doncellas y otros viejecitos arrugados. Se diferencian de las damas blancas y de las damas verdes ya que estas hadas son uno con su árbol. Algunas son conocidas como Dríadas, Hamadríadas, Elfos del Bosque, Mujeres del Bosque, Trolls de los Bosques, Vily (en Bohemia, Hungría y Bulgaria).

Los árboles que se usan para los rituales mágicos son los que usualmente están “habitados” por espíritus del Otro Reino, tales como: fresno, roble, saúco, endrino, serbal, entre otros. Cada uno posee propiedades que las hadas emplean en sus hechizos y pueden compartir con los elegidos. Los habitantes mágicos defienden sus moradas, por lo que si se mata a un árbol, las consecuencias son nefastas para los perpetradores…

Hadas de la primavera

Con el florecer de los cerezos, empieza la estación más dulce del año. La que prefieren las Hadas, la que entibia el aire y calienta la tierra, la que permite que todo en la Naturaleza se renueve, germine, nazca…

https://i1.wp.com/i125.photobucket.com/albums/p68/alongway99/Fairy%20Animations/Purple%20Fairy%20Animations/FairyPurple60.gif

En primavera, las hadas de las flores actúan siguiendo el ritmo de la naturaleza. No necesitan saber las fechas del calendario, pero a partir del 20 de marzo, cuando los días son ya más largos, las flores empiezan a brotar y abrirse de par en par, asistidas por sus hadas cuidadoras que les transmiten su fuerza y alegría.

La primera en aparecer es el hada del tulipán, que con delicadeza despierta los pequeños bulbos, animándolos a asomar sus cabecitas. De este modo cuando los primeros tulipanes emergen, las hadas se dan cuenta de que la primavera ha llegado.

A continuación, cada hada va desperezándose junto con su flor respectiva; el zuzón, la margarita, la becabunga, la prímula, celidonia, el diente de león, la ortiga o el narciso trompón.  

 

Todas las hadas se disponen a celebrar con gran júbilo el estallido multicolor de la primavera, en la víspera del 11 de mayo. Las hadas se ponen sus mejores vestidos, que adornan con flores, hojas y ramitas. Entonces, buscan un claro del bosque, bien luminoso, y agasajan con coronas y guirnaldas, al hada del tulipán. Esta hada es la encargada de presidir la festividad, situada en el centro de un amplio círculo, en cuyo interior se depositan miles de pétalos que forman un tapiz en el suelo.  

Elfos, gnomos y duendecillos acuden prestos para participar en la celebración con sus brincos y atrevidas cabriolas, que llegan a alcanzar hasta las copas más altas de los árboles. Al mismo tiempo, las hadas ejecutan su armoniosa y resplandeciente danza, en la que se cogen de las manos y giran sin cesar alrededor del hada del tulipán.  

Mientras, un virtuoso coro de petirrojos y abadejos, revoloteando en el aire, entona una alegre y vigorosa canción. Les acompañan el suave arrullo de las hojas de los árboles y el tranquilizador rumor de la brisa de primavera. 

 

 
Seguramente, de esta ceremonia deriva la tradicional fiesta de la flor de mayo que se celebra particularmente en Irlanda. En esta fiesta, la gente danza alrededor de un mástil o de un poste, para conmemorar la llegada de la primavera.

CAMPANILLAS DE AIRE PARA LLAMAR A LAS HADAS

 

16681790_1891146977797965_7256294816990107714_n

 

Existe una relación muy estrecha entre las hadas y el viento.
Las hadas acuden siempre, como alguna vez ya os he contado, al sonido suave de las campanillas. Sobre todo si las campanillas no están movidas por la mano humana, sino por el viento.

Las hadas adoran el viento.

Has de saber que las hadas están bajo la tutela de la Diosa Aine, la Diosa del Aire y de todos los seres alados que transitan por el..
De ella y de esas deidades depende, entre otras cosas nuestra estabilidad emocional.

Contra las depresiones, la ansiedad o los miedos recomiendo que tengáis en algún porche, ventana o balcón, un colgante de piezas menudas y variadas que al chocar entre ellas emitan un sonido musical y tenue.

Es un detalle añadido la forma de las piezas. Pueden ser pequeños tubos, o figuras como mariposas, libélulas, hadas, estrellas…

Lo importante es que, cuando el aire las alcance y las haga rozarse entre si, suenen de manera armónica.
Ese sonido es un llamador.

Un suave reclamo para que las hadas vengan a cuidar de ti, sobre todo de los pensamientos e ideas que cruzan por tu mente
Recuerda que, de las hadas dependen todos tus deseos y tus sueños y que ellas son las encargadas de ir abriendo los caminos para llegar a ellos.

Si colocas uno de estos llamadores de hadas en algún rincón de tu casa, no olvides, cuando suenen,-que lo harán en algún momento- que las hadas están cerquita y que has de hablarles para que sepan de tus inquietudes y de lo que necesitas de ellas.

Yo creo en las hadas ¿Y tú?

Vía: Cosas de Meiga

Las hadas del invierno

Imagen relacionada

Las hadas del invierno peinan una larga cabellera azul noche profunda que sujetan con estrellas de hielo y cubren coquetamente con leve tocado de gasa gris humo de chimenea.
Lucen piel de plata y ojos de acero puro.
Suelen vestir de añil o de blanco, con tupidas capas de armiño ribeteado de terciopelo celeste.
Y usan unos largos guantes de seda brillante, abotonados con hexágonos de nieve.

Se mueven de noche, silenciosas, deslizándose sobre el hielo de los lagos, contemplándose en los espejos de las charcas dormidas, paseando por el bosque, sin palabra, eligiendo a las víctimas de sus besos entre los árboles más débiles. Y bajo el peso de sus caricias, se quedan entumecidas las ramas y crujen; degarradores quejidos sin respuesta.

Resultado de imagen de hadas de invierno

 

Y ellas sonrien, despectivas, metálicas.
Porque ellas son fuertes, resistentes y conocen todos los secretos.Y ya nada las sorprende.
Ni los secretos de los humanos.
Son las que mejor conocen al ser humano que desde siempre ha luchado contra ellas, contra su aliento gélido, contra su escasez de generosidad, contra sus garras de hielo, contra sus dentelladas de cierzo… contra su indiferencia cómplice con la señora de la guadaña.

Son las hadas de los contrastes:
Son insensibles, frías, silenciosas y sin embargo nos traen el bullicioso calor casero, calor de familias que en sus fechas se buscan para compartir recuerdos, repartir besos atrasados y transmitir sus ritos.

Imagen relacionada

Pero sólo los niños las quieren, jugando con sus risas nevadas y sus bromas de patinaje; y esperando sus sorpresas de año en año.
Y ellas las traen: con ciudades y casas decoradas con carcajadas de colorines brillantes, regalos cerca de un abeto que ellas ornan con bayas rojas robadas al acebo, alegría infantil y ruidosa de zambombas y panderetas y soplos de vaho maravillado encima de las bufandas.

Son contradictorias, frías y cálidas, desconcertantes.
Y por eso casi nadie las quiere… casi nadie las entiende.
Son implacables con los pobres, por ignorancia, porque no entienden a los humanos necesitados de calor.
Pero por unos días sacuden a los menos pobres en el corazón cuando los tocan con sus uñas de hielo que se tiñen de tesoro escondido.
El que dormita en todo ser humano y que pocas veces saben despertar sus hermanas más risueñas y olvidadizas.

Imagen relacionada

Son guapas y distantes.
El sol se torna pálido para dejarlas disfrutar un rato de la naturaleza. Para que luzcan ellas.
La luna las ama, brillando con más nitidez en su cielo nocturno, reflejándose, coqueta, en cada copito de su nieve que añade estrellas bailarinas y caprichosas al séquito de la reina selenita.
La tierra disfruta con ellas, las recibe con gozo, hinchándose de aguas futuras… Año de nieves…

Son alegres y serias.
Nos regalan noches largas para festejar. O para refugiarnos en lo más profundo de nuestras almas, cobijo interior, reposo donde tomar impulso para la próxima vuelta de la rueda sin fin, para encarar con templanza la llegada de las amigas del sol: las despreocupadas e ingenuas hermanas verdes que pronto se asomarán, haciéndoles burla.
Pronto asomarán…primero tímidamente, vacilantes, indecisas y luego con aplomo impertinente.
Asomarán en cuanto ellas, hadas azules, dejen caer lentamente su capa de armiño en gotitas cristalinas y cantarinas…
En cuanto guarden sus espadas de témpanos…
En cuanto se vayan, desnudas, piel pura, a la soledad secreta y libre de sus neveros, en lo alto de las montañas, más cerca del cielo que les da su color infinito.

Resultado de imagen de hadas de invierno

Así son las hadas de cabellera azul…
… con sus labios que sonríen friamente y reparten besos de cencella refulgente sobre cada rama del bosque…
y con estrellas doradas en el fondo de sus ojos de humo.

Imagen relacionada

Hadas del Otoño

Es Otoño y las Hadas toman los colores que nos ofrece la Naturaleza
Muchos árboles y arbustos con sus hojas y sus frutos
aparecen radiantes en esta estación 
ofreciéndonos toda su belleza
Las Hadas de las Flores de Cicely Mary Barker vienen a despedir a Octubre
vestidas de Otoño para recibir a Noviembre con toda su magia,
un mes que nos acerca a la Navidad y al último mes del año

Las flores y sus hadas

010-rose_flower_fairy

1. ROSA

 

Una de las flores más sagradas. Las hadas y espíritus de ella poseen fuertes lazos con sus hermanos y hermanas mayores, los ángeles. Sintonizar con ellos puede ayudarnos a despertar un gran sentido del amor, como también una sintonía con la jerarquía angélica. Nos pueden enseñar el arte de la telepatía y la adivinación. Guardan los secretos del tiempo y su exploración. El hada de la rosa blanca nos puede ayudar a desarrollar la pureza espiritual y despertar nuestra propia divinidad. El hada de la rosa roja nos puede asistir en todos los aspectos del amor y la fertilidad. El hada de la rosa rosada nos puede enseñar cómo combinar lo masculino y femenino en un nuevo nacimiento. El hada de la rosa amarilla nos puede enseñar cómo reconocer y expresar la verdad.

TULIPÁN

2. TULIPÁN

 

Dentro del cáliz del tulipán reside una hermosa hada de flor. este bello ser despierta la confianza y ayuda a clarificar las facultades mentales. Estas hadas de flores pueden estimular una mayor visión, y guardan el conocimiento del significado oculto de los acontecimientos, las personas y las cosas.

Ha recibido 676 puntos

VIOLETA

3. VIOLETA

 

La violeta es la flor de la simplicidad y la modestia, dos de las mejores cualidades a desarrollar para sintonizar con las hadas y los elfos. La violeta es sagrada para todas las hadas, especialmente para la reina de las hadas. Recoger la primera violeta de la primavera atrae a tu vida la energía de la fortuna y la ayuda del reino de las hadas para el cumplimiento de un deseo en el año por delante. Las hadas individuales de la violeta pueden ayudar a discernir tu relación dentro de grupos. Despiertan una mayor sensibilidad psíquica, y a menudo se revelan a través de sueños.

MARGARITA

4. MARGARITA

 

Esta flor atrae a todas las hadas, elfos y espíritus de la naturaleza. Allí donde se encuentre, habrá espíritus de la naturaleza, incluso aqullo no asociados con la flor. Es una de las mejores flores con las que comenzar a trabajar para comunicarse con el reino de las hadas, ya que sus hadas no temen a los humanos y son muy propensas al contacto. Estimulan una gran percepción física de la presencia de los espíritus de la naturaleza.
La margarita es la flor favorita de las dríades (ninfas del bosque) y sentarse simplemente entre estas flores les invita a contactar. Las hadas de las margaritas nos ayudan a desarrollar la creatividad y la fortaleza interior.

 

CLAVEL

5. CLAVEL

 

Las hadas de la flor del clavel tendrán el color de la misma flor. Irradian un fuerte sentimiento de profundo amor por los humanos. Su energía es curativa para todo el cuerpo. Su fragancia y color son instrumentos con los cuales realizan sus curaciones. El contacto con ellas fortalece el aura y restablece el amor propio y por la vida.

NARCISO

6. NARCISO

 

Las hadas de esta flor pueden ayudarnos a comprender nuestra belleza interior. Son de ayuda para enseñarnos a alcanzar niveles de meditación más profundos, y proporcionan mayor claridad de pensamiento. Estas hadas siempre poseen un hermoso brillo que nos hace observarnos a nosotr@s mism@s bajo una nueva luz.

GERANIO

7. GERANIO

 

Las hadas y elfos de esta flor despiertan un sentido de felicidad y estimulan el chakra del corazón. En la mayoría de macizos de geranios encontraremos un elfo que cuida de la zona. Las hadas de esta flor fortalecen y vitalizan el aura. También nos pueden mostrar dónde estamos perdiendo oportunidades de felicidad.

JAZMÍN

8. JAZMÍN

 

Esta flor era sagrada en Persia. Las hadas y los espíritus asociados con ella son antiguos y sabios. Las hadas de las flores individuales están unidas a antiguos devas que supervisaban las escuelas de misterio de la antigua Persia. Guardan la clave para utilizar los sueños para profecías. Nos pueden ayudar a desarrollar la discriminación y la claridad mental. Cuando atravesamos una importante transición, lo mejor que podemos hacer es conectarnos con las hadas de esta flor.

LILA

9. LILA

 

Aunque técnicamente se considera un árbol, las flores de la lila están llenas de actividad de hadas y elfos. La flor es muy fragante y poderosa, y cuando aprendes a sintonizar con los espíritus naturales asociados con ella, descubrirás que la fragancia posee una armonía musical. Las hadas de esta flor son musicales en sus comunicaciones. Pueden ayudar a armonizar nuestra vida y activar una mayor clarividencia. También pueden revelarnos vidas pasadas y cómo están armonizadas con nuestro presente.

ANGÉLICA

10. ANGÉLICA

 

Las hadas de las flores de la angélica son muy bellas. La planta procede de la familia de la zanahoria silvestre, y aunque much@s no la ven tan hermosa, las hadas y los elfos contradicen tales impresiones. Para cualquiera que desee contactar más plenamente con el reino angélico, ésta es una bella flor para aprender a entrar en comunión con ellos. Las hadas de la angélica fortalecen el aura y traen buena fortuna y una enrgía poderosa. Poseen el conocimiento de cómo irradiar más alegría en todas las circunstancias. Pueden revelar la naturaleza y las causas de los problemas de tu vida. Estimularán la intuición, e incluso abandonarán la flor y seguirán a individuos hacia los que se sientan atraidos durante breves periodos de tiempo, sirviendo como amig@s y guardianes temporales.

 

¿Cuántas hadas hay en tu jardín?…Creo que ya deberías empezar a contarlas.

Esta es la dedicatoria que encuentro en un bonito libro titulado El jardín de las hadas de las flores con ilustraciones de Cicely Mary Barker que guardo en mi biblioteca…

 

Envidio a su autora y la imagino pasando largas horas en el jardín observando en las flores cada detalle para más tarde pintar sus delicadas y hermosas acuarelas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para la princesita Blancaflor y su mamá el hada Margarita que me regalaron ese precioso libro