Archivos

AZAHAR LA FLOR DE APERTURA DE CAMINOS DEL AMOR

11149385_1608970662682266_4888159478996576470_n
En mi jardín empiezan a apuntar las flores del naranjo

Su aroma te guía, te lleva…
En todos los lugares donde nace la flor del naranjo el aire se inunda de vibraciones y se abren caminos invisibles por los que transitan los genios que gobiernan las emociones.

 

 

11117921_1068387103177021_1232790682_n
Es la flor que simboliza los sentimientos, el amor y la amistad.
Los Celtas la asociaban con la fidelidad, la duración del amor y el entendimiento entre la pareja.

 

 

 

11145925_1068380446511020_1533099222_n

Has de saber que es una flor que necesita el calor humano para concentrar todo su potencial mágico, así que si pasas cerca de un naranjo en esta época del año, puedes llevarte a casa algunas de sus flores para colócalas en en tu dormitorio.

Has de ponerlas en algún recipiente pequeño de materiales nobles, pero lo ideal, ya que el azahar es una de las flores de la luna, es una concha de nácar,

Esas flores limpian de las malas vibraciones ese espacio.

 

Fuente:https://acovadameiga.wordpress.com

PLANTAS PROTECTORAS DEL HOGAR Y COMO USARLAS.

 

 

LA ALBAHACA: La estrella de los druidas

CREENCIAS Y PODERES: mientras los chinos la emplean en el tratamiento de enfermedades renales, como diurético y contra afecciones respiratorias, la historia medieval nos cuenta que las brujas bebían su jugo para volar.

Marte es el planeta que rige esta planta, lo que le otorga una energía intensa y sumamente activa. En cuestiones de suerte, lleva una ramita en el bolsillo para captar nuevos clientes en un negocio o aumentar los intereses.

DONDE COLOCARLA: esta planta regenera el aire, absorbe toda la energía negativa. Si en la casa hay una persona enferma o con depresión, sus hojas absorberán el malestar evitando que se propague. Como regalo trae muy buena suerte a un nuevo hogar.

Cacti and other succulents; © Valerii Rublov | Dreamstime.com

EL CACTUS: La planta de Saturno

CREENCIAS Y PODERES: el planeta regente de esta planta se caracteriza por su extrema severidad. Con sus espinas ahuyenta a intrusos y ladrones y absorbe la energía negativa que puede haber en el hogar.

DONDE COLOCARLA: es recomendable situarla en la parte extrema de la casa: patios, balcones, jardines, terrazas. Cuando se colocan dentro, se cree qué puede retrasar planes o proyectos. Plantar cuatro juntos, cada uno orientado hacia un punto cardinal para que la protección de la casa sea total.

 

LA CALÉNDULA: Hija del sol

CREENCIAS Y PODERES: la tradición nos dice que si una joven con los pies desnudos toca los pétalos de esta flor entenderá el idioma de los pájaros. Si tienes que hacer frente algún tema legal, lleva contigo una flor en el bolsillo. Mirar fijamente a estos agretes de color naranja se dice que fortalece la vista.

DONDE COLOCARLA: es una planta regida por el sol, por lo que hay que recoger sus flores al mediodía. Se la puede plantar en un jardín o en un lugar muy soleado. También se cree que una guirnalda de caléndulas en la puerta de la entrada de la casa impide el ingreso del infortunio.

LA HIERBABUENA: La hierba de la abundancia

CREENCIAS Y PODERES: vela por que en el hogar no falte nada, propiciando la abundancia material, la salud de la familia y la armonía en la pareja. De intenso y penetrante aroma, al frotar sus hojas sobre la frente cura el resfriado y congestiones. Coloca una ramita debajo de la almohada para soñar con un futuro enamorado. Unas hojas en la cartera atrae la buena fortuna monetaria.

DONDE COLOCARLA: debe de estar en un espacio muy soleado. En una maceta colgante cerca de una ventana resultará un amuleto contra incendios, fantasmas y personas envidiosas. Para realizar una limpieza energética empezaremos con un pulverizador, por todas las estancias de la casa, de agua salada con tiernos trocitos de hierbabuena cortados a trocitos.

 

EL HELECHO: La alegría del hogar

CREENCIAS Y PODERES: La tradición afirma que si llevas contigo una ramita de esta planta te llevará al encuentro de un tesoro oculto. En el campo se queman sus hojas para defender los cultivos de plagas. Los helechos, en todas sus variedades, se asocian a la buena suerte económica; también nos ayudan a aliviar estados de melancolía, nos defienden de enemigos y torna en positivos sentimientos negativos propios o ajenos. Es ideal para combatir la depresión.

DONDE COLOCARLA: pon helechos cerca del umbral de la puerta de entrada a la casa para que resguarden su interior y alegren a sus habitantes. En un jarrón, con otras flores, tiene propiedades protectoras.

EL ROMERO Y EL LAUREL: Leales guardianas

CREENCIAS Y PODERES: como plantas solares que son, atraen la felicidad y el dinero. Si colocas hojitas de ambas especies en un incensario con daditos de carbón vegetal, al encender la mezcla el oloroso humo ahuyentara insectos y plagas.

DONDE COLOCARLAS: como protección, pon dos ramitas secas de laurel y dos de romero en un jarrón de vidrio en el pasillo de la entrada del hogar. Un laurel plantado cerca de casa protege a sus moradores de las enfermedades. El romero atrae las buenas vibraciones y se cuelga en la entrada de la casa para impedir que se acerquen los ladrones. Bajo la almohada aleja las pesadillas y los seres de bajo astral.

 

LA RUDA: La hierba de los mil usos

CREENCIAS Y PODERES: regida por Marte, es la más popular de las plantas protectoras porque es aprovechable en una infinidad de usos mágicos. El prestigio que goza se remonta a tiempos muy remotos. En Grecia, Hipócrates la recomendaba para aliviar dolores y combatir epidemias, y entre los romanos el consumo de ruda permitía la cura del mal de ojo, su máxima virtud es alejar la mala suerte.

DONDE COLOCARLA: usa una ramita para salpicar con agua y sal todas las habitaciones de tu hogar. La ruda macho debe ubicarse a la izquierda de la puerta de entrada de la casa y la hembra, a la derecha. Una ramita atada con una cinta roja y colocada encima de la puerta de entrada de la casa, evitará que las energías negativas traspasen el umbral.

La ruda macho es la que tiene las hojas más grandes y y la ruda hembra es la que tiene pequeñas flores amarillas.

Plantas Mágicas Celtas, El Muerdago y el Acebo

EL MUÉRDAGO Y EL ACEBO )) Eran par los druidas plantas sagradas, sobre todo el muérdago, cuya recolección era todo un ritual y tenía una fuerte relación con los dioses y la inmortalidad. 
El muérdago, estrechamente ligado al roble el árbol jefe para los celtas, era una planta protectora contra todo hechizo negativo, enfermedades y contra el rayo. Por lo que se consideraba al muérdago una planta que protegía ante todo tipo de circunstancias.La costumbre de colgar ramitas de esta planta cerca de la puerta previene contra las fuerzas malignas, al igual que regalar una ramita, es un acto que refuerza su poder de protección sobre la persona que lo recibe. Sus bayas (que son venenosas), se emplean para realizar hechizos de amor y confeccionar un saquito de ramitas y hojas puestas bajo la almohada, ayudan a conciliar el sueño y evitan las pesadillas.El muérdago (Viscum album), es en realidad un arbolillo semiparásito de hojas siempre verdes, se extiende por todo el territorio euroasiático y siempre se ha utilizado como medicina antiveneno y para aumentar la fecundidad. Actualmente su aplicación terapéutica es como hipotensiva y cardiotónica, provoca la dilatación de los capilares, ayuda a la circulación de la sangre y actúa contra la arteriosclerosis. Al parecer tiene efectos citostáticos (antitumorales), por lo que su investigación es muy importante.


El muérdago era sagrado para los antiguos druidas, un bien para todo mal, físico o mágico. Aparte de sus innegables virtudes para combatir la arteriosclerosis y la tensión arterial, se le atribuía el poder de proteger y curar de forma mágica. Era además considerado un símbolo de paz y un poderoso amuleto protector, además del símbolo de la masculinidad, como contraposición al acebo, que era el símbolo de la femineidad.
Según una antigua superstición, se colgaba sobre las cunas de los niños, para evitar que las hadas los robasen y los sustituyeran por otros. Hay leyendas que dicen que sus poderes mágicos provienen de que fue creado como un elemento que no era del cielo ni de la tierra, ya que sus raíces no tocan nunca la tierra, pero tampoco se sostiene por sí mismo en el aire. De ahí la costumbre de recogerlo sin permitir que caiga al suelo, y de colgarlo del techo.
Se utilizaba con profusión en las festividades asociadas al final del año celta, hacia el 1 de noviembre, y del solsticio de invierno. Con la aparición del cristianismo, entre el pueblo, siguió siendo considerado un buen augurio para sus poseedores, siempre que se hubiera cortado con la debida reverencia, pero su fuerte simbología pagana hizo que cayera en desuso, salvo en lo que se refiere a la tradición “romántica”.
Ya en la antigüedad, se consideraba que besarse debajo de un árbol con muérdago hacía durar el amor o incluso podía iniciarlo. Ése es el significado de la costumbre actual de besar a la pareja debajo del muérdago (colgado normalmente del dintel de una puerta o del techo, a falta de un roble o una encina): se supone que hace perdurar el amor.
MAGIA CON MUÉRDAGO ))
Para alejar el mal y limpiar una casa, puede quemarse ramitas y hojitas de muérdago y pasar el humo por toda la casa, desde la parte más interior hacia fuera, es remedio efectivo para expulsar las vibraciones negativas y puede recitarse este conjuro:
“Muérdago sagrado bendice mi hogar
 
expulsa todo mal  para nunca regresar” 

EL ACEBO )) El acebo es otra planta protectora especialmente sagrada durante el Solsticio de Invierno. Lo de utilizar acebo como decoración en estas fechas de celebración es similar a la del muérdago, proteger de todo mal el hogar y las personas que habitan en él.
También tiene un fuerte simbolismo de combate contra las energías que nos amenazan.
Protege de los rayos y con su madera puede hacerse varitas y bastones sagrados, si se colocan ramitas sobre la puerta actúa como defensor mágico e impide el acceso a las personas o situaciones perjudiciales.
El acebo (Llex aquifolium), se utiliza en los tratamientos de esencias florales de Bach para aquellas personas que son extremadamente celosas, rencorosas y desarrollan grandes deseos de venganza.
Los celtas asignaron a esta planta la protección del dios heroico Cúchulainn, debido al cálido simbolismo de heroísmo y fuerza vital del acebo, que con sus bayas rojas como pequeños soles le valió el puesto de honor entre las plantas celtas por su gran valor ritual para los druidas. 


USOS MAGICOS DEL ACEBO )) Siendo como es una hierba pro­tectora por excelencia, el acebo pro­tege del rayo, del veneno y de los malos espíritus. Plantado alrededor de la casa, protege ésta y a sus mo­radores de los hechiceros malvados.
 Cuando es arrojado contra animales salvajes, el acebo les hace tumbar­se apaciblemente, dejándole a uno en paz, incluso aunque no hayan sido tocados por la planta.
El agua de acebo))  (en infusión o destilada) se salpica sobre los niños recién naci­dos para protegerlos.
El acebo se lleva también para aumentar la buena suerte, sobre todo en los hombres)), ya que el ace­bo es una planta “masculina”. (La hiedra es la planta correspondiente a la mujer.)
También se cuelga al­rededor de la casa para obtener bue­na suerte en Navidad.))  Un viernes, pasada la mediano­che, sin hacer ningún ruido, arran­que nueve hojas de acebo, preferiblemente de una planta sin espi­nas (una que tenga las hojas lisas).
Envuélvalas en un paño blanco, ha­ciendo nueve nudos para unir los extremos. Póngalo debajo de su almohada y tus sueños se harán realidad.


En muchas narraciones mitológicas inglesas y escocesas existe la figura del Rey del Acebo.
Según la sabiduría popular, este árbol se tiene que plantar en los al­rededores de la casa para protegerla de los rayos, los ladrones y la desgracia, por­que sus espinas alejan los factores negativos.
Es una de las plantas más utilizadas en la tradición céltica, ya que es muy común en el norte de Europa y en las zonas montañosas del centro y del sur.

Al tratarse de una sempervirente, es símbolo de inmortalidad, y se usa para reforzar los ri­tuales y hacerlos duraderos en el tiempo. Es muy fácil conseguir una planta de acebo y tenerla en el balcón; en cambio, está prohibido cogerla de los bosques, porque en muchos países es una especie protegida.En el periodo de Navidad se venden coronas de acebo que pueden secarse y conservarse en las puertas como talismán contra los males.Junto al muérdago, preside las fiestas de Navi­dad y su presencia garantiza la felicidad (y la ausencia de broncas) durante esas fechas. Quienes se besan bajo un acebo, deseándose un feliz año nuevo, consiguen sus deseos: que ese año sea realmen­te feliz.
El poder del acebo deriva del color verde de sus hojas, que permanece todo el año y que representa la vida eterna; de sus bayas rojas, que simbolizan la sangre del sacrificio, y de sus espinas, que ahuyentan a los malos espíritus. También es una planta asociada a la fortuna.
Dos ramas cortadas al amanecer permiten descubrir tesoros ocultos y, como amuleto, es la última moda entre los que se dedican a los negocios. Sirve también, como sustitutivo de la margarita, para conocer la suerte. Se le van quitando las espinas mientras se dice: «Soltera, casada, viuda, monja» y lo que coincide en último lugar es lo que el destino nos reserva.

Como pueden apreciar los Celtas tenían un concepto muy avanzado sobre la magia y los rituales que llevaban acabo eran sofisticados y con una sabiduría ancestral… las plantas y arbustos son en la magia blanca muy importantes y aparecen en casi todos los rituales y hechizos , recuerden utilizar la magia con el respeto que se merece

La Magia de los Arboles Sagrados

El culto a los árboles se remonta a tiempos muy antiguos y ha desempeñado un papel muy importante en las antiguas culturas (germanos, galos, griegos, romanos). En algunas religiones se hablaba de las divinidades que residían en los árboles, especialmente de las Dríadas. En la actualidad, muchas tradiciones tienen su origen en este culto.
Algunos pueblos consideran sagrada una especie determinada: De ese modo, los africanos adoran el baobab, como los celtas adoraban el roble. En cambio, algunas comunidades eligen un ejemplar determinado, como el ahuehuete de Oaxaca, en México, o el espino de Glastonbury, en Inglaterra.
Por otro lado, no podemos dejar de lado los árboles sagrados mitológicos, como el roble de Thor o el ciprés de Kashmar, e incluso especies consideradas fuentes de inmortalidad, como el melocotón en China o el manzano en la antigua Grecia.
En la actualidad, sólo unas pocas especies de árboles son consideradas sagradas, pero, en la Antigüedad, eran muchas que, por su utilidad, escasez, tamaño o resistencia, se establecieron como sagradas para evitar su tala.

Los Arboles Sagrados

• Abeto: Asociado a la Navidad, sustituye en la mitología nórdica al fresno Yggdrasil, que fué derribado por San Bonifacio y plantó un abeto como símbolo del amor eterno de Dios. Por su forma triangular, representa la santísima Trinidad en el cristianismo. Empezó a usarse como árbol de Navidad en el Siglo XVI en Europa.

Abeto-Firtree

• Acacia: En el Antiguo Egipto, fué el árbol sagrado de Hathor, diosa del amor y la belleza, y más tarde de Isis, diosa madre y diosa de la magia. Se cree que el Arca de la Alianza y el Tabernáculo de los hebreos estaban hechos de madera de acacia, árbol que, para los hebreos, representaba la inmortalidad del alma. Los masones lo consideran símbolo de pureza y entereza del alma, y plantaron uno en el lugar donde fué asesinado Hiram, arquitecto del templo de Salomón. Es famoso el árbol del Teneré, en Níger, una vieja acacia que sobrevivió hasta 1973 en el desierto del Sahara.
• Acebo: Era sagrado para los druidas, que aconsejaban meterlo en las casas como protección contra hadas y duendes, y aún hoy se usa con este fin. En la mitología celta, el Hombre Verde pudo proceder de un personaje mucho más antiguo, el Rey del Acebo. Los romanos lo asociaban al dios Saturno, y celebraban las saturnales durante el solsticio de invierno, en lo que luego sería la Navidad cristiana.

Acebo-Houx-Holly

• Álamo: En Mesopotamia y Grecia se le relacionaba con los muertos. Heracles llevaba una corona de hojas de álamo cuando descendió al Averno. En la Mitología Celta se le llamaba aeda, “el que evita la muerte”. En la Odisea aparece como uno de los tres árboles de la resurrección, junto con el aliso y el ciprés, y en la Edad Media se corrió el mito de que la cruz de Cristo estaba hecha de madera de álamo. El álamo negro estaba consagrado a Hécate, diosa de la muerte en Grecia. En Roma, la ninfa Egeria, diosa de las fuentes, era “la del álamo negro” y tenía un bosque sagrado a la entrada de Roma.
• Aliso: En la Antigüedad se asoció a Cronos. En la Mitología Galesa se asoció al dios cuervo Bran. Se decía que la rama más alta del aliso era la cabeza oracular cantora de este dios. En la Odisea, es mencionado como uno de los árboles de la resurrección, junto con el álamo y el ciprés. Se cree que había una arboleda sagrada de alisos junto al complejo megalítico de Rollright Stones, en los Midlands ingleses.
• Avellano: Era el árbol del conocimiento y la justicia para los celtas, aunque la especie más productiva fué introducida en Europa por los griegos. Los celtas castigaban a quienes cortaban avellanos o manzanos por considerarlos árboles sagrados. En Islandia, se consideraba un árbol de fertilidad. Las varitas de avellano se usan para encontrar agua.
• Ciprés: Su madera ha sido sagrada desde la Antigüedad, ya que con ella se construyó el arca de Noé y parte del templo de Salomón. Era adorado en el reino de Saba. En Grecia, se convirtió en el árbol de la muerte, consagrado a Saturno y más tarde a Plutón. La náyade Thyia, madre de los cipreses, dió nombre a la tuya. Las puertas de los templos griegos y romanos se hacían de ciprés, como están hechas las de San Pedro en el Vaticano. En el zoroastrismo estaba consagrado a Ormuz. El ciprés de Kashmar es un árbol mítico de legendaria belleza y gigantescas dimensiones mencionado en el Shahnameh o Libro de los reyes persas.

Cypress

• Encina: Fué árbol sagrado en todo el Mediterráneo. Zeus meditaba debajo de una encina. En el santuario de Dodona, el murmullo de las hojas de una encina ayudaba al oráculo. En España, en Ayala (Álava), y otras localidades, se encuentran santuarios de Nuestra Señora de la Encina.
• Espino: Arbol de duendes y druidas, marca la entrada al otro mundo en la Mitología Celta. Estaba asociado a la diosa Olwen, la del blanco rostro, y a Blodeuwed. En Glastonbury, hay un espino, el espino de Glastonbury, que se dice que procede del cayado de José de Arimatea y, cuando florece, una de sus ramas se regala a la reina de Inglaterra. La Virgen de Arantzazu, patrona de Guipúzcoa, fué encontrada sobre un espino albar por un pastor.
• Fresno: En la antigua Grecia, se consideraba símbolo de la justicia divina. Estaba asociado a la ninfa Andrasteia, hija de Océano, y a Poseidón, pero donde más relevancia alcanza es en la mitología escandinava, ya que el árbol del mundo, Yggdrasil, es un fresno. Se dice que es el único árbol al que no se acercan las serpientes y que San Patricio las expulsó de Irlanda con una vara de fresno.

Fresno-Ash

• Haya: El haya está asociada con la muerte. Es el árbol consagrado al Hades y a la diosa Cibeles, la madre de Zeus, por lo que representa la prosperidad, la divinidad y la inmortalidad. Debido a sus hojas coriáceas y a su corteza, el haya simboliza la resistencia.
• Higuera: Se cuenta que hay tres higueras sagradas, la que prestó la hoja para cubrir las partes pudentas de Adán y Eva, la que protegió a Buda mientras meditaba y la que utilizaba Hathor para alimentar a los peregrinos en el Antiguo Egipto, aunque en su caso fué un sicómoro, el Ficus Sycomorus o falsa higuera. Son tres variedades distintas y la única que sigue conservando su carácter sagrado es la higuera sagrada de la India (Ficus religiosa) o Akshayavat, bajo uno de cuyos ejemplares, del que se conservan retoños, alcanzó la iluminación el Buda.
• Laurel: Es el árbol del amor en la antigua Grecia, ya que el mito cuenta que Dafne fué convertida en laurel para escapar a los amores ciegos de Apolo. Cuando el dios lo descubre, lo declara árbol sagrado.
• Manzano: En la antigua Grecia, era el símbolo de Afrodita, y en el jardín de las Hespérides había un bosquecillo de manzanos cuyo fruto tenía el don de la inmortalidad. Además, estaba consagrado a Ceres, diosa de la agricultura. Muchas interpretaciones de la Biblia lo consideraban el árbol prohibido, pero es difícil estar seguro, ya que podría haber sido una higuera. En la Isla de los Bendecidos, del mito artúrico, hay un manzano sagrado, del que proceden las tres manzanas mágicas que tienen un papel importante en la mitología celta.

Manzano-Apple tree

• Mirto: Es más un arbusto que un árbol. Aparece en numerosas ocasiones en la Biblia: En hebreo, su nombre significa “dulzura”. Para los persas, era símbolo de alegría. Su nombre en griego significa “perfume” y, junto con la rosa, estaba asociado a Afrodita. El mirto se usaba en muchas celebraciones. En Roma incluso había una Venus Murcia, relacionada con Murtia, diosa del mirto.
• Olivo: Está en el origen de Atenas y en el huerto de Getsemaní. Es símbolo de inmortalidad, de resurrección y esperanza. Dice el mito que cuando los persas cortaron el olivo sagrado del Erecteion, en Atenas, en una noche creció un palmo, para demostrar la fuerza de los atenienses. Fué el emblema de las Olimpiadas de 2004 en Atenas, para representar la importancia que tenía en la Antigüedad.
• Olmo: Estaba asociado a la muerte y a la idea del renacimiento. Los griegos decían que el primer bosquecillo nació a la vuelta de Orfeo del infierno. Era el árbol de Hermes, estaba consagrado a Saturno, y en Europa del Norte, era el árbol de los duendes que vigilaban los túmulos de los muertos.

Olmo-Elmtree

• Pino: Por ser de hoja perenne, simboliza la inmortalidad. Debido a su gran resistencia a los vientos, en Japón significa la fuerza de carácter y la energía vital. Tanto en Occidente como en Oriente. los conos de los pinos simbolizan la vida y la fertilidad. Es un atributo de Baco, el dios romano y un emblema de Júpiter, Venus y Diana. El dios Pan aparece coronado con ramas de pino. En la Mitología Celta, es un árbol benévolo, que ayuda a descansar al viajero.
En el Antiguo Egipto, estaba relacionado con Osiris, que se personificaba en un pino para enseñar el cultivo de las vides y los árboles frutales.
• Roble: Por su grandiosidad, muchas culturas lo han considerado árbol de los dioses. Probablemente, Zeus descansara bajo un roble en lugar de bajo una encina, aunque es difícil diferenciarlos en los mitos porque ambos pertenecen al género Quercus. En Roma estaba consagrado a Júpiter. El dios Esculapio lleva un bastón con una rama de roble como símbolo de Zeus. En la Mitología Báltica, el dios Perkunas estaba consagrado al roble; como Perun en la mitología eslava. En la Galia celta, Esus era el dios del roble. Los robles sagrados son comunes entre los druidas, que usaban los árboles viejos para sus rituales.
Entre los robles famosos se encuentra el roble de Mamre, en Hirbet es-Sibte, a 2 km al Sudoeste de Mamre, en Cisjordania, Israel, también conocido como árbol de Abraham, donde cuenta la tradición que el profeta se encontró con tres ángeles.
• Sauce: En Grecia, estaba consagrado a Hécate, Circe, Hera y Perséfone y en las Islas Británicas protegía a las hechiceras. Todas las leyendas del Norte de Europa cuentan que las escobas de las brujas estaban confeccionadas con un palo de fresno para protegerlas de morir ahogadas.
En la Mitología Sumeria, Bel era dios del sauce, convertido en Belenos en la Mitología Celta, donde el sauce estaba asociado a la muerte.
• Sauce llorón: En Occidente, el sauce llorón se relaciona con la muerte y el luto. Y con frecuencia aparece en el arte funerarío. En China y en Japón representa el símbolo de la primavera y la delicadeza. En el taoísmo, el sauce que dobla sus ramas con el viento, representa la fuerza.

Sauce Llorón

• Tejo: El tejo fué un árbol sagrado para los Celtas. Los druidas con sus ramas hacían bastones “mágicos” y con palillos de tejo adivinaban el futuro. La llegada del cristianismo no cambió este aura mística del tejo.

EL HECHIZO DE LA PLANTA DEL HELECHO

El Helecho es una de las plantas mas importantes del herbolario de las brujas.

 

Se dice que Deva. La Diosa del amor y los sentimientos la tiene como una de sus favoritas.

 

Al Helecho le encantan las zonas húmedas y en mi tierra se encuentra en todos los bosques adornando las márgenes de los ríos y el entorno de las fuentes, por encargo de la Diosa.

 

Esta planta proporciona protección, suerte, riqueza y sobre todo amor. Se cree que si la tienes en tu casa y la cuidas, el amor, la armonía y la paz estará siempre en ese entorno que la cobija.

 

Esta asociado al agua en general, pero en particular con el agua de la lluvia así que es muy positivo cuando llueve sacarla al exterior, aunque sea durante unos minutos, para revitalizarla.

 

Se utiliza en los rituales para hacer peticiones concretas de amor. Sobre todo para las personas que aun no tienen pareja.

10291832_1447201802192487_8829620536842981709_nview

 

Para ese fin, alguna noche de Viernes con la Luna Creciente has de prender cerca de esa planta mágica tres velas de color verde que es el color de la la Diosa Deva y dejarlas unos minutos prendidas mientras pronuncias el conjuro de la diosa del Amor y que es este;

 

“Te evocamos a ti, Deva, ante todas las Diosas a las que adoramos, para que me otorgues la gracia que solicito de ti. Adórname con todas las virtudes necesarias para poder atraer a un compañero (o compañera) a quien pueda respetar, amar y con quien pueda compartir los avatares de mi vida que ha de ser la suya. Y con quien pueda sentirme, a mi vez, respetada y amada. Tu que penetras en el corazón y en la mente de las personas y puedes ver sus intenciones y pensamientos. Llena mi vida de amor”

 

Otra receta muy eficaz para que todo lo que entorpece que seas feliz desaparezca es ir recogiendo las hojitas secas del helecho que van cayendo o que se mustian y un Viernes de Luna Menguante quemarlas sobre carbón.

 

Es una planta que yo recomiendo tener siempre en las casas, cuidarla y saber que es uno de los símbolos mas queridos de la Diosa Celta del amor.

 

Visto en:http://acovadameiga.com/el-hechizo-de-la-planta-del-helecho/

Magia con plantas por objetivos

Cada especie manifiesta poderes especiales y nos permite lograr objetivos específicos. Elíjalas según lo que persiga:

Fomentar la espiritualidad

Alamo, artemisa, fresno, jazmín y lavanda.

Intensificar la seducción personal

Clavel, orquídea, rosa.

Ampliar las facultades perceptivas

Lilas, milenrama, muérdago, roble, ruda, nébeda.

Incrementar la intuición y favorecer las decisiones

Agrimonia, artemisa, jazmín, rosa, trébol, malvón.

Superar las malas noticias

Jacinto, nardo, violeta africana.

Protegerse de los malos deseos

Cardo, hiedra, muérdago, saúco, palo de agua.

Reconciliarse con la pareja

Angélica, petunia, pensamiento, cedro, gardenia, prímula, eucalipto.

Convocar a la alegría

Margarita, sándalo, violetas, jazmines, caléndula.

Protegerse del malestar

Espino, violeta, gingko biloba, lavanda, fresno, angélica, borraja.

Evitar las habladurías

Trébol, cardo y espliego.

Generar una atmósfera de amor y calma en el hogar

Flores de naranjo, manzanilla, lirio, amapola, abedul, loto y lavanda.

Fortalecer la rapidez mental y la astucia

Eufrasia, ruda, hibisco, ortiga, nébeda, poleo.

Llamar a la prosperidad y al desarrollo profesional

Pino, cebada, fresno, mora, prímula, parra, regaliz, rosa silvestre.

Proteger a los seres queridos

Campánula, cardo, mora, flores de naranjo, ortiga, trébol, tilo, zarzaparrilla.

PLANTAS MAGICAS: EL BAMBU AMULETO DE BUENA SUERTE

cuadro-70-x-50-cm16
Esta planta acuática, de origen oriental, es un verdadero amuleto de buena suerte. Se dice que en los lugares donde se coloca su energía positiva lo cubre todo y evita los ataques de enemigos tanto invisibles como visibles. En los dormitorios ayudan a conciliar el sueño y propicia la armonía en las parejas, el entendimiento y el dialogo….
BAMB6_~1
La manera mejor de tenerla cerca es en un cuenco ancho de cerámica, o en cristal  trasparente con arena, cantos rodados y conchas a su alrededor.
Es una planta que se expresa, que refleja como van las cosas, en su comportamiento. Si tiene poco trabajo crece muy bien y muy sana, si hay problemas a su alrededor los capta y puede marchitarse. Incluso morir.
En ese caso hay que sustituirla. Lo más práctico es tener más de una en el mismo sitio. Pero en un  recipiente distinto, como refuerzo
???????????????????????????????
Engarzar en su tronco cantos rodados con hilos de colores es convertirlo en un talismán que atrae la suerte y rechaza el daño. Combinan muy bien su energía con las velos, siempre que sean blancas o de cera virgen