Donde habitan las hadas

 

Resultado de imagen de donde habitan las hadas

Las hadas residen, habitualmente, en los bosques frondosos, porque es allí donde se ven rodeadas de todas esas flores silvestres tan llamativas y coloridas que tanto les alegran y les atraen. Pero no es este el único sitio donde las hadas pueden establecer su residencia, puesto que se dice que alrededor nuestra, en nuestros hogares, las hadas pueden estar, también, haciéndonos nuestras vidas más llevaderas, gracias a la energía positiva que nos facilitan, y que nosotros canalizamos y exteriorizamos a los demás. Además, las hadas, en cierta manera, se podría decir, que se encuentran en todos los ambientes y lo controlan todo, hasta los elementos, que van desde los más complejos hasta los más sencillos como son el aire, el fuego, el agua y la tierra.

2wmzzt5.gif hadas image by pholl_2008

 

Se podría decir que en todos nuestros hogares hay hadas, aunque nosotros, los mayores no las podamos ver; su presencia es notable, sobretodo por los niños pequeños que tengan fe, y que crean en ellas.

Si tenemos jardín en nuestras casas, es muy probable que en ellos, haya hadas también y la probabilidad se hará más creciente si tenemos flores y árboles. De todas formas, si creemos que en ellos no las hay, podremos atraerlas colocando casas de pájaros y bebederos en los árboles, además de flores que atraigan a las mariposas como el crisantemo, el tomillo, las rosas, el jazmín y la petunia entre otros.

Las Rosas Son el centro de atención para ellas, y si se realiza una pócima con veintiún pétalos metiéndolos en una olla cobriza cerrada, ésta dará resulta

 

Resultado de imagen de rosas de las hadas

 

Tomillo.

Si se recoge tomillo cerca de una colina donde se rumoree que haya hadas, y se hace una bebida con él, se dice que podremos verlas.

Árboles.

Los árboles son sagrados y venerados por las hadas, sobretodo si se trata de robles envejecidos, avellanos y manzanos.

En la época invernal, las hadas duermen al igual que los animales y las plantas, por eso será difícil que notemos su presencia, aunque esto se podrá remediar si tenemos en nuestros jardines fuentes con estatuas de hadas y duendes en las que corra el agua en forma de cascadas.

Hay que contar con el hecho de que si estos “personajillos” no quieren ser vistos, nada podremos hacer al respecto. Con todo ello, el mejor momento para notar su presencia, será en los días de luna llena, buscando en las grietas profundas de las piedras y en los agujeros cercanos al agua del mar o de un río.

 

Resultado de imagen de donde habitan las hadas

 

Pero, las flores y los árboles no les sirven sólo a estos “personajillos” como hogares sino que, para ellas, la flora en general, pueden hacer las veces de:

Sombreritos o guantes.

Para recubrirse las “cabecitas” o sus “manecillas”. Normalmente suelen utilizar una flor a medida, que por lo general es de reducido tamaño, y que se llama “El digital”; esta flor comúnmente es conocida con el nombre de “dedal de duende”.

Poción mágica

Si comes un cierto número de Primulas es seguro que podrás ver hadas, puesto que se dice que esta flor tiene el don de hacer visible lo invisible. Así mismo, si tocas una roca que sea pertenencia de hadas, con un ramillete de esta flor en tus manos, podrás encontrar el camino para llegar hasta el mundo de las hadas.

Imagen relacionada


Caballos.

Se ha afirmado en multitud de ocasiones que La Hierba Cana y el Ballico sirven como transporte para estos seres tan minúsculos en tamaño y grandes en poder.

Embrujos

Para desarrollar embrujos y hechizos, las hadas emplean las Campánulas, conocidas en Escocia por su relación con la muerte. Así, que si te topas con un monte de Campánulas, vete inmediatamente porque es el lugar escogido por las hadas para realizar sus encantamientos; la única manera de romper éstos, es con tréboles de cuatro hojas.

Resultado de imagen de embrujos de las hadas
Anuncios

Soñar que eres un hada: ¿a quién quieres ayudar?

Se trata de un sueño lleno de buenas vibraciones y buena suerte

Soñar que eres un hada: ¿a quién quieres ayudar?

No es extraño que haya noches que te veas en mundos de fantasía porque los sueños también sirven para evadirnos y darnos un descanso de la realidad. Luego hay que despertar y volver al mundo real, no sin antes tratar de entender lo soñado. Soñar que eres un hada es uno de esos sueños llenos de buenas vibraciones y buena suerte.

Por qué sueñas que eres un hada

¿Te imaginas poder ayudar a los demás?, ¿te imaginas poder cumplir los deseos de la gente que más quieres? Seguro que más de una vez has deseado tener poderes mágicos o una varita para poder ayudar a tu hermana, a tu pareja, a tu madre o a tu mejor amiga. Las hadas se acercan a nuestro mundo para ayudarnos a ser más felices y en tu sueño tú te has convertido en un hada. ¿Por qué?

+ Este sueño en el que te conviertes en un hada refleja tu lado más solidario. No es extraño que en tu sueño también aparezca algún amigo o incluso tu pareja con cara de asombro por tu nueva naturaleza fantástica. Ahora puedes ayudarlos, para eso eres un hada y el significado de este sueño, que lamentablemente no es premonitorio, indica que estás decidida a prestar tu ayuda.

+ Se trata de un sueño lleno de energía y de magia, como casi todos los sueños en los que aparece la fantasía y no son una pesadilla. Ahora que en tu sueño eres un hada puedes hacer el bien, ayudar y, al mismo tiempo, sentirte bien contigo misma. Pero cuidado, porque a veces el sueño aparece como un reflejo de tus carencias cuando estás atravesando una época difícil y llena de problemas donde sientes que no estás dando lo mejor de ti misma en tu relación con los demás.

+ Como siempre, para entender el sueño tienes que fijarte en las emociones que te transmite. Lo más habitual es que te sientas llena de energía, poderosa, muy capaz. Así que no utilices el poder que te han dado las hadas solo para ayudar a los demás. Aprovecha y ayúdate a ti misma haciendo realidad algunos de tus sueños.

Laura Sánchez  •  lunes, 5 de junio de 2017

LA ESPADA INSTRUMENTO DE DEFENSA EN LA MAGIA CELTA

 

La espada en el Magia Celta, es el símbolo del valor y del poder.

Es un arma de defensa y de ataque.

En todos los rituales, empuñándola con firmeza y con los movimientos precisos, se convoca a las entidades de las cuatro atalayas.

Se dice que los Silfos y las Hadas, los genios que residen en el Elemento del Aire, son los que ayudaban a las mujeres a empuñar la espada de manera que las manos femeninas puedan sostener esa pesada pieza de metal, como si fuera una pluma.

Cada gesto que se hace con la espada tiene una respuesta en el mundo invisible.

Sosteniéndola con las dos manos por la empuñadura a la altura del pecho, con la punta hacia fuera y caminando en círculo, es el primer gesto que las brujas hacemos antes de iniciar un ritual, para levanta la muralla de protección invisible a los ojos, que detiene a todos los enemigos y nos permite trabajar sin contratiempos.

Señalando con ella, como lo hacían los antiguos guerreros celtas, hacia los cuatro puntos cardinales, hacia un horizonte intuido y pronunciando las palabras de evocación se convocan a las Fuerzas Elementales, para que vengan en nuestra ayuda.

Cuando se la levanta por encima de la cabeza sosteniéndola con las dos manos es petición de que los Dioses permitan devolver los ataques y tomar la iniciativa en la pelea astral.

Y cuando se apunta con ella directamente hacia arriba, es solicitando de los Dioses que le otorguen los atributos y beneficios necesarios para seguir siendo, en todo momento la llave con la que cerrar y defender el templo, el círculo y sus cuatro Atalayas. Que es, en definitiva, como defender la esencia de la Magia.

La espada es el instrumento mágico más importante en el altar de una bruja
Es el arma más poderosa que existe.

(La ilustración es un trabajo fantástico de Sonia Verdú)

 

Que son los Augures?

Los Augures son las practicas oficiales de la adivinación por medio del vuelo, canto o alimentación de determinadas aves en la Antigua Roma. Aunque desde nuestra perspectiva esto pueda sorprendernos, estos métodos de adivinación eran muy usuales hace 2000 años.

Los sacerdotes que llevaban a la práctica este tipo de adivinación se llamaban Augur, siempre se la atribuyó el origen al rey Numa pero realmente es Etrusco.

Los augures eran inamovibles y tenían gran influencia en casi todas las decisiones importantes , ya fueran políticas como militares o económicas. La institución de los Augur constituía uno de los cuatro prestigiosos colegios sacerdotales de la Antigua Roma.

Era un cargo oficial, aunque también había augures particulares. Sólo los magistrados podían consultar a los augures oficiales, en recintos especiales. El cargo oficial era vitalicio, compatible con magistraturas o con otros cargos sacerdotales. Disponían para su labor de dos tipos de libros: rituales y de comentarios. Los primeros contenían fórmulas fijas; los segundos recogían resúmenes de las actuaciones. Había dos clases de augures:

  • los que impetraban a los dioses la manifestación de su voluntad, mediante fórmulas rituales.
  • los que descifraban los signos de la voluntad de los dioses, manifestada sin previa solicitud. Estos fueron los más importantes, hasta el punto de que con solo declarar que los auspicios eran desfavorables, podían anular asambleas, elecciones o cualquier resolución de los magistrados.

En principio el cargo estaba reservado a los patricios, pero, a partir de la Lex Ogulnia, quedó accesible a los plebeyos. En tiempos de la monarquía eran elegidos por el rey. Con la República, al principio eran elegidos por cooptación en el Colegio, pero luego fueron elegidos por el pueblo, con la excepción del período de la dictadura de Sila, en que se volvió al sistema anterior. Finalmente, en el Imperio fueron nombrados por el emperador. El cargo quedó suprimido por el emperador Teodosio.

La historia del nacimiento de Roma está unido a esta práctica y la leyenda dice así:

“Rómulo y Remo se propusieron edificar una nueva ciudad en el mismo lugar en el que fueron encontrados por la loba. Decidieron que uno construiría el pueblo mientras que el otro ayudaría. Así que empezaron a preguntar a los dioses para informarse de quién iría a dirigirla. Rómulo fue a la cima del monte Palatino y tiró su lanza en el monte para encontrar el lugar. La lanza se convirtió en el Corniolus, el árbol sagrado de Roma.

Rómulo se fue a la cima del monte Palatino; Remo a la cima del Aventino. Rómulo se convenció de que él había sido seleccionado por los dioses, ya que recibió el augurio que volaba sobre él fueron un círculo de aves, así que tiró su lanza en el monte para encontrar el lugar; cuando estaba en la tierra, la lanza (la cual era de madera) inmediatamente se convirtió en el Corniolus, el árbol sagrado de Roma.”

Mis otros blogs

https://eleansar.wordpress.com/

https://tacitadete52.wordpress.com/

https://conspiracionesblog.wordpress.com/

https://argaali522.wordpress.com/

https://kepler52.wordpress.com/

https://yorobot522.wordpress.com/

http://sara522.blogspot.com.es/

http://fini52.blogspot.com.es/

http://lisbet52.blogspot.com.es/

http://fleming52.blogspot.com.es/

http://sculli522.blogspot.com.es/

https://vardablog.wordpress.com/

COSAS QUE DEBES SABER SOBRE LAS VELAS

Imagen relacionada

Hoy quiero recordar contigo esos pequeños detalles que pueden restar o sumar fuerza a las velas que enciendes con intención de conseguir algún fin.

Estas son unas normas básicas para que encender una vela sea realmente una llamada de atención a las Diosas.

Las velas para los trabajos mágicos han de ser de cera maciza. Toda la cera con color.
No debes usar nunca velas esmaltadas que tenga únicamente el color que necesitas por fuera.

No se debe encender una vela de ritual con un mechero, o con utensilios de ese estilo, debes hacerlo con un cerilla y mejor aún, con una cerilla de madera.

Las velas redondeadas hacen fluir mejor la energía de los altares.
Las cuadradas, o torneadas, frenan, por eso a veces las usamos para trabajos de cortar o parar.
Nunca uses velas angulares para tus ceremonias mágicas de petición de ayuda para aumentar o hacer crecer algo como el amor, la suerte, la economía, o la salud.

Respeta los colores que corresponden a cada petición y a cada Diosa o Elemental según las leyes de la magia Celta.
Son como el número telefónico, si no lo marcas bien. no hablarás con quien debes hablar.

No debes guardar nunca las velas partidas o rotas. Si se cae una vela de manera casual y se parte has de deshacerte de ella, tírala sin dudar.. Sobre todo si ya la habías utilizado y encendido alguna vez.

Una vela astillada o partida puede hacer un efecto inverso al que se pretende.

No se sopla nunca una vela para apagarla.
Encender una vela es un acto mágico con el que convocas energías que han de venir para ayudarte. Soplarlo es como dar un portazo y despedirlas con brusquedad.

Hazte con algún objeto, una cucharilla por ejemplo ,que te sirva de apaga velas.

Hada madrina. Un tipo de hada especial

Resultado de imagen de Hada madrina. Un tipo de hada especial

Seguro que durante tu infancia soñaste alguna vez que tenías un hada madrina que venía a ayudarte y te proporcionaba la solución para salir de cualquier contrariedad o pequeño problema que tuvieras en esa etapa de tu vida. El hada madrina es un tipo de hada especial que tiene un fuerte arraigo en el imaginario colectivo de las sociedades occidentales. Desde los cuentos más antiguos hasta nuestros días, ha perdurado como un elemento tierno y positivo del universo mágico. Acompáñanos a saber más sobre la figura del Hada Madrina.

Hada madrina: un tipo de hada especial

Las hadas son un elemento que pertenecen al reino de la fantasía. Son seres sutiles, que vuelan gracias a unas diminutas alas y tienen prácticamente siempre la figura de una pálida y bella mujer. Las encontramos en la mitología y las leyendas de los pueblos desde la antigüedad. Se las suele vincular a bosques, cursos de agua, lagos o fuentes y, en general, a todo lo que tiene que ver con la naturaleza de la que son protectoras. Sus conocimientos abarcan las plantas y todo tipo de conjuros y en muchas tradiciones se considera que tienen poderes psíquicos y mágicos con los que pueden hacer felices a los seres humanos. Aunque existen hadas que llevan a cabo malas acciones, esto suele ocurrir en general por desconocimiento, ignorancia o porque alguien las ha ofendido. Existen muchos tipos de hadas; las ninfas, las náyades, las nereidas… , pero en esta ocasión queremos centrarnos en una tipo de hada especial: el hada madrina.

Hada madrina. Un tipo de hada especial

Un hada madrina es la protectora del héroe de un cuento. Su cometido viene inspirado por la figura de los padrinos y madrinas, que en la cultura tradicional eran personas que debido a algún tipo de deuda o relación con los padres de una criatura, se comprometían a proporcionarle todo lo que necesitara en caso de que estos faltasen. La figura que encontramos en las leyendas y cuentos, merced a sus poderes sobrenaturales, convierte en realidad los deseos de su ahijado/a o protegido, y aparece siempre cuando éste más la necesita. Con su ayuda, conseguirá vencer a los malvados y obtener lo que desea.

Hada madrina. Un tipo de hada especial

El hada madrina, a diferencia del común de las hadas, acostumbra a estar representada por una mujer mayor, sabia e independiente. Lleva en sus manos una varita que la ayuda a dirigir sus hechizos al objetivo que desea y así como las hadas comunes suelen tener sus propios intereses para actuar, el hada madrina centra sus intereses en el destino del humano al que protege.

El Hada madrina en los cuentos populares y la mitología

La figura del hada madrina es típica de los cuentos y leyendas tradicionales y con su intervención mágica hace cambiar el destino y la suerte de su ahijado. Su imagen se ha inspirado en las parcas y moiras de la mitología greco-romana, diosas del destino y de la muerte, que se acercaban a los recién nacidos para dictaminar el curso de su vida. Eran un trío muy similar a las hadas madrinas que visitaron a Aurora, la Bella Durmiente en la versión de Disney.

Hada madrina
Parcas y Moiras, antecesoras de las hadas madrinas

Aunque la figura del hada madrina existía anteriormente, se considera que fue Perrault el verdadero impulsor de esta figura. En el libro “Cuentos de mamá ganso” de 1697 las hadas madrinas aparecen en 5 de las historias que lo componen. Su aparición suele ser esporádica y consiste en conceder algún deseo, revelar algo que hasta ese momento ha permanecido oculto o transformar algún objeto en beneficio de su ahijado. La función en los cuentos es desencallar la trama.

Hada madrina, La Cenicienta
Hada madrina del cuento de Perrault La Cenicienta

Entre los cuentos más populares en que encontramos la presencia de este personaje están: “Piel de Asno”, “La Cenicienta”, “La Bella durmiente” o “Riquete el del copete”

La Cenicienta en la película de Disney y su hada madrina

Posiblemente, si cierras los ojos e intentas visualizar un hada madrina, la imagen que tendrás será la que nos mostró la película “La Cenicienta” de Disney. Este film se estrenó en 1950 y presenta unos personajes sobre los que han arreciado las críticas. Sus detractores consideran el hada madrina no presenta un estereotipo de mujer fuerte con el que los niños (especialmente las niñas) puedan identificarse y siguen haciéndolo con Cenicienta.

Hada madrina, película La Cenicienta
Hada madrina de la película “La Cenicienta” de Disney 1950

Cenicienta es para ellos el prototipo de la mujer sumisa y obediente que no hace nada para arreglar su situación y recibe los malos tratos y las humillaciones con resignación. Su único deseo es asistir a un baile y únicamente lo consigue, no con su esfuerzo, sino con la magia, a través de la actuación de su hada madrina. Cenicienta triunfa como el bello objeto de exhibición en el que lo ha convertido el hada madrina, no por su valía como persona. ¿Estás de acuerdo con esta crítica?

Las hadas reales, ¿existen?

Como personajes de ficción que son, las hadas no existen, aunque en algunos lugares del mundo estén firmemente convencidos de que sí. La figura real más próxima a un hada sería quizá una bruja blanca o una curandera.

La Curandera

La curandera era una mujer que proporcionaba remedios para intentar solventar tanto enfermedades o disfunciones físicas como problemas emocionales, mentales o espirituales. Solía tratar al paciente a través de hierbas, masajes e incluso realizando rituales de purificación y sanación con un componente mágico ya que se invocaba la ayuda de diferentes espíritus o deidades. A lo largo de los siglos, muchas de estas mujeres fueron tomadas por brujas.